Eduardo Zaplana
Eduardo Zaplana. (Foto: Jorge París).

Dice Eduardo Zaplana que éste es un país fuerte, pero que no podrá resistir más de una legislatura de Zapatero.

Todo tiene arreglo –asegura– si el PP gana las elecciones.

¿Es usted el portavoz del PP o sólo el de una parte?

Soy el portavoz del PP en el Congreso, y de diez millones de ciudadanos que nos dieron su confianza.

Se lo pregunto porque se ha afirmado que Rajoy es el centro y usted y Acebes la extrema derecha.

Esa es la leyenda de quienes quieren la división del PP. En otros puede hacer mella; en mí, ninguna. Mi currículo y mi biografía son claros.

Presumen de ser un partido fuerte y cohesionado...

Lo somos.

BIO Nació en Cartagena en 1956. Casado y con tres hijos. Es abogado. Fue alcalde de Benidorm entre 1991 y 1994 y diputado autonómico. En 1995 fue elegido presidente de la C. Valenciana, puesto que dejó en 2002 al incorporarse al Gobierno de Aznar como ministro de Trabajo (también portavoz del Gobierno desde 2003). Desde 2004 es el portavoz parlamentario de PP.

Pero cada dos por tres se habla de la sucesión de Rajoy.

Nadie plantea eso en el PP, pero no podemos evitar que algunos medios, los que no nos quieren, hagan sus análisis.

¿Un mal resultado en Cataluña tendría consecuencias sobre los dirigentes nacionales?

Ninguna. Además, no habrá un mal resultado. Las circunstancias políticas en Cataluña son suficientemente difíciles para que nadie pueda sacar conclusiones distintas a las objetivas de dificultad que allí nos acompañan.

¿Se habla con Piqué?

Claro que sí. Yo me hablo con todo el mundo. Si me hablo con los del PSOE, ¡cómo no voy hablarme con los miembros de mi partido!

¿En qué pueden apreciar los españoles que el PSOE ha roto España?

Todavía no se nota, pero se notará. Si pudieran contemplar un debate de reforma de estatutos en su integridad se darían cuenta de la gravedad del momento político. La igualdad de los españoles ya no existe; serán tratados según el lugar de residencia.

Si, como dicen, el Gobierno se ha rendido ante ETA, ¿por qué Batasuna amenaza con la ruptura del proceso de paz justamente por lo contrario?

Creemos que el Gobierno está haciendo las cosas mal, pero también sabemos que ETA y Batasuna usan todo para conseguir sus objetivos en el plazo más breve posible.

Ustedes dan por hecho que el Gobierno va a ceder...

Nosotros damos por hecho que hasta ahora el Gobierno lo está haciendo mal.
Un dirigente de su partido, Antonio Basagoiti, ha dicho que Aznar cometió un error al sentarse con ETA y acercar a sus presos...

Yo no coincido en absoluto con eso. En aquel momento, sin pedirlo ni buscarlo, hubo una tregua y Aznar hizo lo que tenía que hacer: explorar si esa tregua era sincera. Cuando se dio cuenta de que no era sincera, fue a por ellos.

¿Están ustedes dando alas a quienes sostienen que en torno al 11-M hubo una gran conspiración?

Eso es una gran mentira que utilizan quienes tienen miedo o no quieren que se sepa la verdad. Jamás se encontrará en mi vocabulario la palabra conspiración, ni ha salido de mí una afirmación sobre si ETA está o no detrás. Lo único que vemos después de dos años y medio es que el PSOE impide que se sepa la verdad. Muchas de las especulaciones radican en la negativa del Gobierno a facilitar información y aclarar puntos oscuros. Todo lo demás es una estrategia del Gobierno y de algunos medios para presentarnos como locos, exagerados o estratosféricos. Voy a seguir exigiendo conocer la verdad.

Es el portavoz de la oposición y el ministro del Gobierno que investigó los atentados.

Entre el 11 y el 14 de marzo sólo hay tres días.

Siguieron dos meses.

Después estábamos en funciones.

¿El Gobierno no investigó cuando estaba en funciones?

Lo hace la Policía y la Guardia Civil. Facilitamos toda la información que estaba a nuestro alcance en esas horas trágicas. Fuimos los primeros en abrir la vía de investigación islamista, cuando muy poca gente en España, empezando por la Policía, la Guardia Civil o el CNI, creía en ella. La oposición reclamaba entonces saber la verdad. Su necesidad de aquella verdad terminó el 14 de marzo.

A algunos medios el 11-M les da lectores y oyentes. ¿Al PP le da votantes?

Hay cosas que no me planteo en términos electorales. Hemos hecho cosas en la última etapa de Gobierno que no eran rentables electoralmente porque, equivocada o acertadamente, pensábamos que era lo mejor para España. Saber la verdad no sé si es rentable, pero es lo decente.

Ha dicho sobre los peritos del ácido bórico que se han manipulado informes y se ha faltado a la verdad. El juez Garzón dice que quienes manipularon fueron los peritos.

Lo he dicho y lo mantengo. Hay un informe firmado por tres peritos al que se le ha mutilado una parte y que ha sido suscrito por una persona que no es el autor. Hay una jueza que va a valorar estos hechos. Garzón no es competente y ha hecho, con todos mis respetos, una cosa muy rara. La Audiencia ha visto indicios de delitos, lo ha remitido al juzgado y el juzgado tiene que valorarlo. ¿Por qué tantos nervios? ¿Por qué no esperar?

Advirtieron que el frente común de los partidos ante al PP en el tema de 11-M iba a tener consecuencias, pero se han avenido a pactos como el de la Ley de Dependencia.

La Ley de Dependencia es mala, pero la apoyamos porque la no aplicación de algunas cuestiones que recoge perjudicaría a mucha gente. Ahora bien, que el Gobierno no nos pida colaboración en otras cuestiones cuando lo que hace es impedir que realicemos nuestra labor parlamentaria. Esto ya se parece al franquismo.

Sin respirar: "Detesto la hipocresía"

Adora: A mis hijos.

Detesta: La hipocresía.

Teme: La muerte.

Aspira a: Ser feliz.

Colecciona: Nada.

Una manía: Algunas.

Un defecto: Muchísimos.

Una virtud: Mis amigos dicen que alguna tengo...

En dos palabras: "La ropa, probablemente el capricho en que más gasto"

¿Reza alguna vez? Sí.

¿Qué guarda bajo la cama? Nada.

¿Canta en la ducha? A veces, sí.

¿Qué hace si se desvela por la noche? No suelo desvelarme. Si alguna vez ocurre, lo paso mal.

¿Se muerde las uñas? No.

¿Qué olor le parece más insoportable? El del pulpo quemado.

¿En qué caprichos gasta más dinero? Probablemente, en ropa.

¿Qué libro tiene en la mesilla de noche? Estoy releyendo la biografía de Churchill.