Agentes de la Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil efectúan una detención. Archivo

La Virgen del Pilar ya puede presumir de tener una Gran Cruz de mérito del cuerpo del que es patrona. La referencia del Consejo de Ministros celebrado este jueves revela que el Gobierno ha aprobado un Real Decreto por el que Interior concede a esta figura religiosa la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Independientemente de si somos católicos, ateos o musulmanes, la Virgen tiene un simbolismo Según la orden que regula la concesión de esta condecoración —publicada el pasado martes en el BOE— estas Órdenes de Mérito premian "las acciones o conductas de extraordinario relieve, que redunden en prestigio del Cuerpo e interés de la Patria". Sin embargo, un portavoz de la Guardia Civil, preguntado por 20minutos.es por las acciones de relieve desarrolladas por la Virgen, explica que la concesión tiene solo un carácter "simbólico" y que no conlleva "remuneración económica".

"Salvo que la Virgen haya hecho un milagro...", comentan desde la Guardia Civil, sobre los supuestos méritos concesión de la Gran Cruz a la patrona del Cuerpo, una propuesta formulada por la Dirección General de la Guardia Civil y aprobada este jueves por el Ministro de Interior. "Nosotros pensamos que nos protege", agrega este portavoz.

"De todos modos, la concesión de la Gran Cruz se debe a que este año se cumplen 100 años del patronazgo de la Virgen del Pilar en el cuerpo. Así conmemoramos su protección a los guardias civiles", aseguran desde el órgano de Seguridad del Estado. "Independientemente de si somos católicos, ateos o musulmanes, la Virgen tiene un simbolismo y es importante para nosotros".

"Nos parecía bonito y especial"

No es la primera vez que la Guardia Civil condecora a la Virgen del Pilar. En el año 1994 le fue concedida la Cruz de Oro, que por entonces se trataba del mayor grado de mérito concedido por el Cuerpo, a diferencia del Ejército, donde sí se concedía esta figura de la Gran Cruz. "Llevábamos pidiendo mucho tiempo a Interior poder conceder también esta distinción, como ellos", asegura la Benemérita.

En cualquier cuartel hay una imagen pequeñita de la Virgen del PilarLa orden INT/2008/2012 de 21 de septiembre, introducía efectivamente esta recompensa de mayor enjudia a un cuerpo, el de la Guardia Civil, que por entonces contaba con otras cuatro distinciones de rango menor: Cruz de Oro, Cruz de Plata, Cruz de distintivo rojo y Cruz de distintivo blanco.

La misma orden expresa las formas y requisitos para la concesión de la Gran Orden y fija que sus receptores deben ser "oficiales generales, personal civil, unidades, entidades y patronazgos (..) en atención a los sobresalientes méritos y circunstancias que concurran en ellos relacionados con el Cuerpo de la Guardia Civil o la seguridad pública".

En la Guardia Civil, sin embargo, a preguntas de este medio, no especifican los méritos de la Virgen para recibir la condecoración —una placa abrillantada de ráfagas en oro con banda de seda de color blanco— pero sí justifican su entrega porque la Virgen es "importante" para todos los guardias civiles. "En cualquier cuartel hay una imagen pequeñita de la Virgen del Pilar. Casi todos los colectivos tienen un patrón... y a nosotros nos ha parecido bonito y especial estrenar con ella la concesión de la Gran Cruz".