El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, ha agradecido al exdirector general de Vivienda y Rehabilitación, Rogelio Silva, el trabajo realizado desde que fue designado, al inicio de la legislatura, hasta que presentó su dimisión, el 25 de septiembre. Ha destacado su protagonismo en el Plan de Vivienda Social, emprendido por ambos.

En declaraciones a los medios de comunicación, en el transcurso del Pleno de las Cortes, el titular de Obras Públicas ha explicado que la dimisión de Silva no se debe "en absoluto" a la relación que hay entre ambos y "por política tampoco" porque "él sabe igual que yo las limitaciones que tenemos; existen y a todos nos gustaría hacer mucho mejor nuestro trabajo".

"Las razones son las que él ha dado, son razones personales", ha proseguido Fernández de Alarcón, quien ha agradecido los servicios prestados y ha señalado que "hemos trabajado muy a gusto los dos juntos".

Ha señalado que el Plan de Vivienda Social es "uno de los principales proyectos de este Gobierno porque es necesario atender mejor la gestión social de la vivienda para los más necesitados", a lo que ha añadido que "entre los dos" han puesto en marcha este plan.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.