Los ediles del BNG en la corporación del Ayuntamiento de Ourense han presentado su "renuncia expresa" a las competencias y delegaciones que tenían asignadas en la junta de gobierno. De este modo, se rompe la coalición que sellaron con los socialistas en las últimas elecciones municipales.

Así, los tres concejales, que a su llegada a la Casa Consistorial fueron recibidos por una decena de personas a gritos de "Diputación (organismo provincial en el que gobierna el PP desde hace más de 20 años), investigación", han registrado su renuncia a las competencias en el gobierno local.

A mayores, Fernando Varela —imputado por supuestos delitos de prevaricación y cohecho— también ha presentado su renuncia como concejal.

De esta forma, Isabel Pérez renuncia a su condición de teniente de alcalde, y también a las delegaciones de cultura, fiestas, festival de cine, normalización lingüística o turismo.

También quedan vacías las competencias de deportes, vivienda pública o rehabilitación urbana, que hasta ahora ostentaba Fernando Varela, que este jueves ha renunciado a su cargo por "coherencia política y personal", y proclamando su "inocencia".

Por su parte, Marta Arribas renuncia a las competencias de medio ambiente, parques y jardines, sostenibilidad y juventud.

Consulta aquí más noticias de Ourense.