Teju Cole, el ganador del Premio Hemingway 2012, dice que "no existen los paraísos"

  • El escritor nigeriano-norteamericano logró el galardón por la obra 'Ciudad abierta'.
  • La novela fue escogida uno de los mejores libros de 2011 por 'The New York Times'.
  • En ella un psiquiatra nigeriano acompaña al lector por las calles del NY post 11-S.
Cole reflexiona sobre la complejidad de la sociedad del siglo XXI.
Cole reflexiona sobre la complejidad de la sociedad del siglo XXI.
EFE

Ganador del galardón Pen Hemingway 2012 por su novela Ciudad abierta, el escritor nigeriano-norteamericano Teju Cole reflexiona sobre la complejidad de la sociedad del siglo XXI y asevera, contundente, que "no existen los paraísos".

Cole fija su mirada en Barcelona para desarrollar este argumento y afirma que para él ha sido "muy interesante" poder pisar sus calles, especialmente las del viejo Raval, y conocer sus gentes durante unos días.

"Se trata de uno de los lugares del mundo con mayor renombre por la bondad de su clima, su comida, sus vinos o sus interesantes edificios y, sin embargo, hay un alto índice de paro y mucha gente que sufre, sin poder llegar a final de mes. Me queda una sensación de tristeza", agrega.

Integración vs. 'outsiders'

En Ciudad abierta (Acantilado y Quaderns Crema), es Julius, un joven psiquiatra nigeriano, residente en un hospital de Nueva York, quien acompaña al lector por las calles del Manhattan post 11-S, mientras desvela sus intereses literarios o musicales, a la vez que describe con todo detalle un viaje a Bruselas, que le sirve para contraponer Estados Unidos y Europa.

El novelista, fotógrafo que escribe o escritor que anda mucho, reconoce que ha armado un artefacto literario —muy espiritual, según su editor— con una estructura basada en la dualidad de Nueva York y Bruselas, la ONU y la Unión Europea o unos personajes outsiders frente a otros muy integrados socialmente.

Asimismo, este hecho le permite ahondar en lo que supusieron para el mundo los atentados a las torres gemelas de 2001 o adentrarse en el "trauma histórico" que es todavía el nazismo.

Sin embargo, advierte: "Lo que yo piense es irrelevante. Lo que cuenta es que sean los personajes quienes den a conocer sus opiniones y si uno de ellos pronuncia la frase más profunda de la novela sobre el sufrimiento, aunque tu no estés de acuerdo, lo que vale es cómo queda plasmado dentro de la obra".

Precisamente, Julius no esconde ciertos problemas con su identidad, hijo de nigeriano y alemana, mientras que Cole indica que, aunque criado en Lagos (Nigeria) y residente en EEUU desde hace veinte años, él nunca se ha apurado por ello.

En este sentido, explica: "Yo soy nigeriano, pero también norteamericano. Negro. Escritor. Fotógrafo, sin preocupaciones de identidad, aunque como todo el mundo tengo mis inquietudes existenciales y soy consciente del problema del racismo".

Uno de los mejores libros de 2011

Nacido en 1975 en Kalamazoo (Michigan), de padres nigerianos, Cole se crió en Lagos y se instaló en EEUU en 1992, con apenas 17 años, como hicieron otros compatriotas suyos, aprovechando un gobierno civil de transición antes de que un nuevo régimen militar se hiciera con el gobierno del país.

Además de Ciudad abierta, con la que también ha obtenido el New York City Award for Fiction y el Rosenthal de la American Academy of Arts and Letters, ha escrito la obra Every Day is for the Thief (2007), en la que relata su experiencia al regresar a Nigeria, tras muchos años en Nueva York.

Preguntado sobre si tantos reconocimientos por Ciudad abierta, que fue asimismo escogida como uno de los 100 mejores libros de 2011 por The New York Times, le presionan a la hora de teclear en su ordenador, Cole, responde que lo único importante "es que cada libro tenga la máxima calidad".

*Consigue un ejmplar de Ciudad abierta en PopularLibros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento