El análisis del eccehomo de Borja que ha hecho el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IVC+R) estima aún posible recuperar la obra original de Elías García, aunque según su directora, Carmen Pérez, restaurarla será "una decisión política" que debe tomar el ayuntamiento de Borja.

Pérez ha hecho estas declaraciones en el centro Penyeta Roja de Castellón, donde se encuentra la sede del IVC+R -dependiente de la Generalitat-, tras concluir el análisis a partir de micromuestras del "repintado" del eccehomo del Santuario de la Misericordia de Borja (Zaragoza).

La directora ha calificado de "desafortunada" la intención de la vecina de la localidad Cecilia Giménez y ha aseverado que "menos mal que no terminó" su intento de restauración , ya que "no respetó la obra" y pintó sobre ella, en lugar de actuar en las partes afectadas, como se hace normalmente.

La empresa zaragozana Albarium, encargada por una fundación municipal de realizar el informe de una posible restauración, contactó con el instituto valenciano para hacer las analíticas. Tras el estudio, ha explicado Pérez, se ha visto que la obra original está pintada sobre el muro de yeso con técnica al óleo y sufría un "ataque de sales" que le producía "pequeñas burbujas que hacen que la pintura salte y se caiga".

Si se actúa, hay que hacerlo rápidamente, para que la pintura al oleo no se seque cada vez másEsto, ha explicado Pérez, es lo que "motivó a esta señora (Cecilia Giménez) a intervenir". El problema de las sales, ha añadido, afectaba a la mitad de la obra pero mayoritariamente en su parte inferior, no al rostro o al pelo de la imagen de Jesús. Para la directora del Instituto, "si esta señora se hubiera dedicado solo a la parte baja, a lo mejor no nos habría metido en este embrollo a todos, pero intervino en toda la policromía. Ahí está el problema".

Las analíticas serán la base para que las restauradoras adopten una determinada opción para trabajar sobre la pintura de Elías García, y verán si es factible o no eliminar la capa de pintura al óleo que hizo la vecina. Pérez ha estimado que "en parte" sí se podrá eliminar: "Se puede restaurar la obra", ya que la empresa restauradora cuenta con amplia experiencia en este campo.

Sin embargo, ha afirmado que es necesario realizarla rápidamente ya que la pintura al óleo se va endureciendo y cuanto más tiempo pase, más difícil será eliminarla. Pérez ha dudado, sin embargo, si le interesará al Ayuntamiento de Borja quitar el repintado, ya que ha atraído a muchos visitantes a la localidad, y por ello ha dicho que se trata de una "decisión política, no técnica".

Sobre la posibilidad de mantener ambas pinturas, Pérez ha dicho que es "complicado", ya que debería haber una base intermedia y esta pintura se puso directamente sobre la de Elías García, pintada a principios del siglo XX en un muro de esa iglesia zaragozana.