Bombas
Un técnico experto con bombas de la Segunda Guerra Mundial. GTRES

El hallazgo de una bomba de la Segunda Guerra Mundial de 250 kilogramos de peso ha obligado a evacuar en la madrugada de este martes a unas 2.500 personas en la ciudad alemana de Múnich hasta su desactivación.

La bomba podría estallar en cualquier momento El artefacto fue localizado durante unas obras de construcción en un solar del barrio muniqués de Schwabing, donde la policía y los bomberos procedieron a desalojar a todos los habitantes en un radio de unos 300 metros.

"La bomba podría estallar en cualquier momento", dijo esta madrugada un portavoz de los bomberos, quien comentó que el detonador se encuentra activo a pesar de que han pasado casi 70 años desde el fin de la última contienda mundial. Añadió que si la bomba llegará a explosionar resultaría completamente destruido el edificio que está junto al lugar del hallazgo y seriamente dañadas otras construcciones cercanas.

Los artificieros han vuelto a cubrir en parte la bomba con paja y arena para reducir los efectos de una posible explosión y tratarán de desactivarla a lo largo de la jornada aprovechando la luz del día. Además, más de un centenar de bomberos y otras fuerzas de rescate se encuentran en las cercanías del lugar del hallazgo, mientras se ha clausurado preventivamente una estación de metro y cerrado la Leopoldstrasse, una de las calles mas transitadas de la capital de Baviera.

Los ciudadanos evacuados está alojados mientras tanto en colegios, guarderías y otras instituciones públicas para poder regresar a sus hogares.