El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha planteado al Gobierno que no suba el IVA del material escolar ni el de los productos culturales y ha propuesto alternativas para recaudar los 250 millones de euros previstos con esta medida, como gravar con un impuesto los premios de la Lotería.

El Gobierno tiene todavía una semana para rectificar una medida negativa

Rubalcaba ha mostrado su absoluto rechazo al "inaceptable" incremento del IVA en estos dos sectores, que entrará en vigor el próximo mes de septiembre, durante una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en un tradicional cine madrileño, el Roxy, en la calle Fuencarral.

El secretario general de los socialistas ha subrayado que no podemos salir de la crisis "siendo más incultos y con una peor educación", y ha propuesto al Ejecutivo de Mariano Rajoy una serie de medidas para recaudar los 250 millones de euros que espera conseguir con la subida del IVA del material escolar y de los productos culturales, como el cine, el teatro o los conciertos.

Concretamente ha puesto sobre la mesa la posibilidad de eliminar la exención total de impuestos que tienen los premios de la Lotería Nacional durante el primer año, repasar la lista de deducciones del IRPF para retocarlas y ha insistido en la necesidad de establecer un impuesto sobre las grandes fortunas, cuestión que "plantearemos todos los días" en el Congreso de los Diputados. "El Gobierno tiene todavía una semana" para rectificar una medida "profundamente negativa", ha enfatizado.

Medidas "socialmente inaceptables"

El líder socialista ha subrayado en repetidas ocasiones que el Gobierno subió "clandestinamente" el IVA del material escolar del 4 % al 21 %, lo que a su juicio va suponer un comienzo de curso "muy difícil para las familias con menos recursos", que ya tienen que realizar grandes esfuerzos para hacer frente a los gastos originados por el transporte y por el servicio de comedor en los colegios.

Estamos hablando de cuestiones fundamentales para los ciudadanos

Rubalcaba ha mostrado a los periodistas un cuaderno escolar, que había comprado previamente, y asegurado que lo que le había costado, tres euros, se convertirán en cuatro el próximo mes de septiembre. Lo mismo ha hecho con una entrada de cine, "que esta tarde costará siete euros y medio" y en septiembre ocho euros y medio. El máximo dirigente socialista ha calificado estas subidas de "socialmente inaceptables" y subrayado el peligro que para el mundo de la cultura tiene el incremento del IVA, que puede provocar "un retroceso irreversible".

"Estamos hablando de cuestiones fundamentales para los ciudadanos", ha recalcado, y a continuación ha denunciado que España es el país de la eurozona que tiene el IVA más caro para los productos culturales, hecho que ha considerado inaceptable.