Hipotecas
La morosidad hipotecaria vuelve a crecer. GTRES

Aunque hoy la apuesta sea el alquiler, al español le gusta ser propietario de su casa. Las cifras rondan el 80% del parque de viviendas. Eso significa que el pago de la hipoteca es una rutina para la mayoría de familias españolas (¿Quién se pudo permitir el lujo de comprar piso sin pedir un préstamo al banco?).

El pago de esa cuota hipotecaria escuece especialmente en tiempos de crisis. Pero hay opciones, no muchas, pero las hay, para pagar algo menos cada mes. Siguiendo lo apuntado por HelpMyCash, repasamos cuatro opciones para abaratar la cuota de nuestra hipoteca.

Carencia de capital

Se trata de que, por unos meses, paguemos únicamente los intereses sin amortizar capital. Esta operación puede reducir la cuota hasta un 50%.

Si todavía ni así nos resulta suficiente, podemos intentar negociar una carencia total para no pagar ni capital ni intereses durante algún tiempo.

Capital diferido o 'balloon'

Sirve para aplazar el pago de un porcentaje del préstamo hasta la cuota final. Este porcentaje puede llegar a ser del 40%. Mientras tanto, tu cuota mensual disminuye considerablemente, ya que la cuota mensual se recalcula en base al 60% restante.

Más tarde, antes de que llegue el pago de la gran cuota final, se amplía la hipoteca o se abre una nueva.

Reunificación de deudas

Si hemos llegado a esta situación porque, además de la hipoteca, tenemos múltiples deudas contraídas a través de varios créditos o préstamos, podemos contemplar la opción de agrupar todas nuestras deudas en una sola cuota, mucho más baja que la suma de las que pagábamos antes.

La operación implica que pagaremos durante más meses y por lo tanto más intereses en total, pero es cierto que de una forma mucho más cómoda que nos ayudará a llegar con holgura a final de mes.

Alargar el plazo de amortización

Finalmente, otra opción para abaratar la cuota de nuestra hipoteca es alargar el plazo de amotización. Si el préstamo era a 25 años, podemos negociar con el banco para devolverlo en 5 o 10 años más para conseguir ir más desahogados a fin de mes.