Julian Assange
Una imagen de archivo tomada el 2 d Febrero de 2012 muestra al fundador de Wikileak, Julian Assange, a lallegada a la Corte Suprema de Londres. EFE

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha tildado este jueves de "victoria histórica" que el Gobierno ecuatoriano le haya concedido asilo político y ha calificado a Ecuador de "valiente nación independiente latinoamericana".

El australiano está refugiado desde el pasado 19 de junio en la embajada ecuatoriana en Londres tras haber pedido asilo al Gobierno de Rafael Correa, en un intento por evitar su extradición a Suecia, donde se le requiere por varios delitos sexuales que él niega.

La investigación sin precedentes de Estados Unidos contra WikiLeaks debe parar Tras ver por televisión desde la embajada de Ecuador en Londres el anuncio del ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, el australiano Assange hizo unas declaraciones públicas.

"Si bien (la decisión de) hoy representa una victoria histórica, nuestros problemas acaban de comenzar. La investigación sin precedentes de Estados Unidos contra WikiLeaks debe parar", dijo  el activista, que será arrestado si abandona la embajada, pues violó las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido.

Tras la confirmación de la concesión de asilo por Quito, según fuentes de la embajada de Ecuador el australiano dio las gracias a "los ciudadanos ecuatorianos, a su presidente, Rafael Correa, y a su Gobierno" pero advirtió de que "las cosas se van a volver ahora más estresantes".

"No fueron ni el Reino Unido ni mi país natal, Australia, los que se levantaron para protegerme de la persecución, sino una valiente nación independiente latinoamericana", manifestó.

Assange también consideró "importante" recordar a Bradley Manning, el militar estadounidenses acusado de ser fuente de Wikileaks, "que lleva detenido sin haber sido juzgado durante más de 800 días". "La tarea de proteger a WikiLeaks, a sus empleados, sus simpatizantes y sus supuestas fuentes continúa", agregó.

Mientras que el ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño, justificó hoy la decisión de su país en el derecho internacional y al considerar que la vida de Assange corre peligro si lo entregan a Estados Unidos, Londres mostró su "decepción" e insistió en que su intención es extraditarlo a Suecia, como es su "obligación legal".

Acusado de delitos sexuales


El fundador de la controvertida web es requerido por Suecia, que quiere juzgarlo por varios delitos sexuales contra dos mujeres a las que conoció en Estocolmo y con las que él dice que mantuvo relaciones sexuales consentidas.

Tres tribunales británicos, el último el Supremo, máxima instancia judicial de este país, aprobaron la entrega de Assange a Suecia, en base a una euroorden dictada por un fiscal sueco para ser interrogado, si bien no ha recibido cargos en ese país.

Por su parte, WikiLeaks, la web que distribuyó miles de cables diplomáticos secretos de contenido sensible, indicó este jueves en su cuenta de Twitter que "el Reino Unido está sujeto a la obligación de reconocer el asilo, los derechos de los refugiados y sus otros acuerdos con la ONU".