El Defensor del Pueblo vasco pide la excarcelación del etarra enfermo Josu Uribetxebarria

Josu Uribetxebarría Bolinaga, condenado por el secuestro del exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.
Josu Uribetxebarría Bolinaga, condenado por el secuestro del exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.
EFE

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y su homólogo vasco, Iñigo Lamarca, han discrepado sobre el trato penitenciario que se le debe dispensar al preso de ETA enfermo de cáncer Josu Uribetxebarria, quien se encuentra estable al cumplirse el séptimo día de su huelga de hambre. El defensor vasco (Ararteko), Íñigo Lamarca, ha solicitado a Instituciones Penitenciarias y al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria que "agilicen al máximo los trámites" para otorgar la libertad condicional a Uribetxebarria, uno de los secuestradores del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.

Lamarca, quien también ha pedido al terrorista vasco que reconsidere su huelga de hambre, ha hecho pública esta petición en una declaración institucional sobre la situación de los presos de ETA, especialmente de los que sufren graves e incurables enfermedades. Le ha contestado, en declaraciones a EFE, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, quien ha pedido que, con Uribetxebarria, "se cumpla estrictamente la ley" sin tener en cuenta "declaraciones de compasión".

"No valen ni pancartas, ni manifestaciones, ni declaraciones de compasión", ha aseverado la Defensora, para quien hay que aplicar lo que establece la ley para estas situaciones, "para casos en los que un preso decide libremente hacer una huelga de hambre y es una persona enferma. Que se cumpla estrictamente la ley", ha insistido.

El recluso, ingresado en el Hospital Donostia de la capital guipuzcoana para evaluar la evolución del cáncer de riñón que padece, permanece "estable" al cumplirse el séptimo día de la huelga de hambre que inició para exigir su excarcelación.

Esta semana se le ha realizado una punción biopsia guiada por TAC que es la que determinará el estado del cáncer que ha provocado su traslado al hospital donostiarra desde la cárcel de León donde cumplía condena, y servirá para que el juez de Vigilancia Penitenciaria decida si debe ser excarcelado o no. El informe médico estará listo probablemente el jueves.

Mientras, Instituciones Penitenciarias han informado de que un total de 254 presos de ETA se han sumado a la huelga de hambre emprendida por este colectivo para reclamar la excarcelación de su compañero. Otro Gobierno, el francés, ha reiterado su compromiso de cooperación con España en la lucha contra la organización terrorista y el contacto permanente que mantienen, en lo concerniente a la huelga de hambre iniciada por reclusos de la banda vasca encarcelados en Francia.

La situación del preso ha sido comentada por varios políticos más, como la vocal del Consejo General del Poder Judicial, Margarita Robles, que ha defendido que se otorguen beneficios penitenciarios a los enfermos terminales que están en prisión. Robles ha matizado que dichos beneficios se tienen que aplicar porque "así lo establece la ley", "nunca como consecuencia de la presión y el chantaje".

El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, ha dicho: "todo eso de los presos enfermos de ETA es un serpiente de verano en todas sus acepciones, para hacer su campaña electoral, y no pienso entrar. Que se cumpla la ley de manera rigurosa". Por último, la izquierda abertzale, por su parte, ha criticado hoy el "silencio" del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, sobre la situación de Uribetxebarria, que ha calificado de "atronador, denunciable y a la par políticamente clarificador".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento