Viviendas
Promoción de viviendas en construcción. EFE

Los datos oficiales no dejan lugar a la duda: la venta de pisos en España lleva 16 meses consecutivos de caídas. En junio solo 25.405 viviendas cambiaron de manos. Ese es el presente, ¿y el futuro? Pues el futuro no pinta mejor. Casi nadie espera comprar casa en los próximos meses.

Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), solo un 4% de los españoles prevén comprar una vivienda en 2013, un 0,7% tiene dudas y un aplastante 95,3% no lo harán, lo que hace pensar en otro años de parálisis en el sector inmobiliario.

Un 35% de los encuestados cree que los precios se mantendrán En este contexto, no es de extrañar que un 52,3% de los ciudadanos esperen que los precios de la vivienda sigan bajando durante el próximo año y que casi un 35% crean que se mantendrán.

Y es que un 48,6% de aquellos que esperan que el precio de la vivienda baje en 2013 ven como principal factor la detracción de la demanda de pisos, un 28,1% el exceso de oferta y un 26% le echan la culpa a las políticas del Gobierno y de sus respectivos ayuntamientos.

Además, si hasta hace poco se hablaba de la falta de crédito, ahora sólo un 14,1% de estos encuestados consideran que la crisis hipotecaria estará detrás de las bajadas de precios en 2013.

Y los precios seguirán cayendo

Otro dato que da idea de hasta que punto se ha desplomado la venta de viviendas en España, es que la construcción de nuevos pisos ha caído un 74% desde los máximos de 2007, según los números del Ministerio de Fomento.

Como apunta el CIS, algunos no se animan a comprar porque la vivienda va a seguir bajando. Según la conclusión de la agencia de calificación Fitch, lo va hacer este 2012, el año que viene y los precios solo dejarán de caer en 2014. Cree Fitch que los precios de las casas en España no llegarán a su mínimo hasta 2014 debido a la lentitud con la que se realiza el periodo de corrección y ajuste de precios en este mercado.