El rey Juan Carlos ha recibido este martes en el Palacio de la Zarzuela a los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, para abordar la actual situación económica de España y analizar los recortes y reformas puestas en marcha por el actual Ejecutivo para hacer frente a la crisis, medidas que han sido contestadas con fuerza por los sindicatos.

El propio Cándido Méndez comentó previamente a la reunión en RNE que iban a trasladar al rey su "enorme preocupación" por la situación y por los "daños" que provoca "la política de recortes económicos y sociales del Gobierno". Por ello, han defendido ante el monarca un referéndum sobre su aplicación.

Según un comunicado conjunto, los líderes de las centrales sindicales le han expresado también su oposición "ante una posible segunda intervención de la economía española por las autoridades europeas". Al respecto se han mostrado convencidos de que un eventual rescate llevaría aparejadas una serie de condiciones "que nos abocarían a una recesión de la que sería muy difícil salir en los próximos años".

Esta es la primera visita conjunta de los dos líderes sindicales al Palacio de la Zarzuela desde hace dos años y medio. Méndez ha recordado que la reunión se produjo a iniciativa del jefe del Estado.

Méndez y Fernández Toxo fueron recibidos por don Juan Carlos en el Salón de Audiencias de la Zarzuela, donde los dos líderes sindicales, con corbatas en tonos azules, saludaron cordialmente al rey con un "buenas tardes". Fernández Toxo completó su saludo con el comentario "cuánto honor", mientras que Méndez preguntó al rey "¿cómo está usted?" y, al responderle don Juan Carlos con un sonriente "bien", el líder de UGT añadió: "Me alegro mucho".

La última vez que el jefe del Estado se vio con los líderes de UGT y CC OO fue en marzo pasado Mientras posaban juntos para los medios gráficos, el rey tuvo oportunidad de intercambiar unos primeros comentarios distendidos con sus invitados y, a continuación, los tres pasaron al despacho del jefe del Estado para mantener una reunión a puerta cerrada.

La última vez que el jefe del Estado se vio con los líderes de UGT y CC OO fue en marzo pasado, aunque en esa ocasión se entrevistó con ellos por separado, dentro de una ronda de contactos que incluyó a representantes de la patronal y que perseguía el objetivo principal de informarse de primera mano sobre las reformas económicas en marcha en el país y pulsar el estado del diálogo social.