El portavoz de Facua-Consumidores en Acción
El portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, durante la rueda de prensa que ha celebrado este lunes 6 de agosto. EFE/ Juan Ferreras

Rubén Sánchez, portavoz de Facua-Consumidores en Acción, ha denunciado este lunes el “chantaje” y las “amenazas” del Gobierno para que borre de su página web las campañas contra los recortes sociales y ha dicho que no se van a “arrodillar ante ningún gobierno por un puñado de euros”.

En una rueda de prensa en Sevilla, el portavoz de Facua ha informado de la carta que le remitió el pasado viernes la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, en la que le advertía de que será excluida del Registro Estatal de Asociaciones de Usuarios si no retira de su web campañas contra los recortes que afectan a educación y sanidad.

Rubén Sánchez ha exigido a la secretaría general, a la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Ana Mato, y al Gobierno en general una "rectificación" de la carta, que es un "insulto a la democracia, a la libertad de expresión y de asociación", y ha asegurado que no darán marcha atrás a esas campañas que "han escocido" al Gobierno.

La carta es un insulto a la democracia, a la libertad de expresión y de asociación Ha reconocido que la exclusión de dicho registro le supondría dejar de percibir subvenciones del Ministerio de Sanidad, pero ha asegurado que "no tienen ningún miedo" porque, aunque les hará daño, "no nos hundirá", ya que la supervivencia de Facua "no depende de las subvenciones" sino que también se sostiene con las cuotas de sus 100.000 socios, ha alegado.

Según Rubén Sánchez, Facua es de las quince organizaciones de consumidores estatales que menos dinero recibe del Gobierno (en 2011 fueron 290.000 euros), si bien también obtiene fondos de los gobiernos autonómicos de las comunidades en las que está implantada, aunque no ha cuantificado el porcentaje que suponen las subvenciones en su presupuesto total.

En el año 2008, Facua recibió 120.000 euros, cantidad que se elevó a los 224.056 en 2009 y, al año siguiente se situó en los 289.868 euros, según datos del Instituto Nacional de Consumo (INC). Así, entre 2008 y 2011 recibió 923.924,81 euros.

Los gobiernos, sean del color que sean, siempre han discriminado a Facua respecto a otras organizaciones por ser "demasiado crítica", según Rubén Sánchez, que ha denunciado que es la primera vez que una organización ciudadana sufre este tipo de "amenaza y chantaje".

Facua es mucho más que una organización de tramitación de quejas Ha defendido el derecho de Facua a denunciar las "agresiones" contra los ciudadanos porque es "mucho más que una organización de tramitación de quejas, es un movimiento social", que, a su juicio, puede hablar de todo lo que afecta los servicios públicos como las subidas de tasas de la justicia, las universitarias, la eliminación de la sanidad para los inmigrantes irregulares y el copago farmacéutico o "medicamentazo".

Ha incidido en que ninguna ley relativa a los consumidores y al consumo prohíbe defender los derechos de los usuarios y hablar de los servicios públicos y, por tanto, si el gobierno expulsa del registro a Facua "será el que vulnere la ley a sabiendas, no Facua", ha apostillado.

En este sentido, ha argumentado que el Ministerio le pide opinión sobre el "medicamentazo" y, sin embargo, ahora dice que es ilegal la campaña de Facua en contra de dicha medida.

Facua acudirá a los tribunales si el gobierno finalmente la excluye del registro, y no descarta también ir a los tribunales de Bruselas porque se da una vulneración de normativa básica de la UE.