José Corbacho: "Yo no tengo ni el salero ni el donaire de Frank Sinatra"

Las claves:
  • Es el malo de la película La máquina de bailar, donde interpreta a un bailongo de discoteca frustrado.
  • Además, acaba de estrenar temporada con Homo Zapping News y Buenafuente.
José Corbacho.
José Corbacho.
¿Era el bailongo de la discotheque?

Sí. Y echo de menos poder demostrar mis habilidades.

¿Cuál es su especialidad?

Bailo hasta la música del telediario. Bulerías, Carl Cox… ¡Me gusta mover el esqueleto!

¿Tiene que ver con que nació el mismo día que Frank Sinatra?

Por la voz ya te digo que no (risas). Quizá el sentido de la musicalidad que lleva mi vida. Pero no tengo el salero y donaire de Frank, por desgracia (risas).

Se define como hombre de pocas virtudes y muchos vicios.

Ahora tengo más virtudes. Como hoy en día vicios son todos… ¿Qué es un vicio?

BIO Nació en 1965 en Hospitalet de Llobregat. Genuino hombre orquesta, es actor, guionista y director.

¡Confiese!

Los normales. Si quieres la exclusiva tendrás que inventártela tú, sino menuda mierda de exclusiva (risas). En fin, todo lo que me gusta es ilegal, inmoral o engorda.

¿Cuál es el personaje público más bailongo de la actualidad?

¡Pipi Estrada! Igual le resulta más fácil bailar porque al tener tres piernas puede hacer más pasos que el resto de los mortales.

¿Qué banda sonora le ponemos al baile de la actualidad patria?

Lo bueno de este país es que tiene muchas músicas diferentes. A mí me gustaría coger un tío de cada comunidad autonómica y formaría una banda al estilo de la de los gitanos de Kusturika (Emir). Así se vería que todos tenemos muchas más cosas en común de las que parece y al tiempo que una personalidad propia. La música une a la gente.

¿Y como de director de orquesta?

¡Ahí esta lo complicado! ¿Quién dirige esta orquesta?, ¿debería dirigirse sola?

¿Sería una charanga?

Lo que no sería es una orquesta sinfónica. Sí, una charanga divertida y festiva, que es lo que impera en este país.

¿En quién se ha inspirado para hacer el papel de malo?

Todos somos un poco malos y luego sólo hay que mirar: Zidane, Zaplana…

He leído que se mete muy bien en los papeles.

Antes de La Cubana hacía acciones teatrales. Y una vez, simulamos un atraco al bar de unos colegas. Los vecinos no lo sabían y llamaron a la policía pensando que había un secuestro con rehenes. Acabamos todos en comisaría. Pero luego en el juicio fuimos declarados inocentes (risas).

¿Qué hay de cierto en la tristeza del comediante?

Nunca me lo he creído, pero con la edad sí es cierto que te tomas la vida más en serio. Me encanta la comedia, pero lo que más me gusta en el cine es llorar, disfruto mucho un dramón.

¿El hommo zapping es el nuevo eslabón perdido?

Si sigue aumentando el consumo de la televisión, sí. Todo el mundo llevará una terminal de televisión incorporada en la que no importarán sus propias opiniones sino las de los demás. Soy un gran defensor del zapping, pero también de apagar la tele.

¿Cuál es el personaje más goloso para imitar?

Zacarías Prats le debe mucho a Matías Prats. Y con Jorge Javier Vázquez también me he divertido mucho. Tengo una relación de amor-odio con el Tomate, es como mi lado oscuro de la fuerza. Me quedaba enganchado al programa aunque no quisiera.

¿Y qué hay de la apuesta con Buenafuente?

Va para adelante porque dijo que si adivinaba el primer invitado de esta temporada, yo presentaría su programa. Y si lo fallaba, él presentaría el Hommo Zapping. Y esta semana va a venir a hacer unos hommozappings míos. ¡A ver qué tal se desenvuelve fuera de sus monólogos!

¿En qué más andas metido?

Ultimo el guión con Juan Cruz de nuestra nueva película que, si todo va bien, igual para mayo ya gritamos aquello de ‘¡acción!’. Y no puedo contar más. Pero todo apunta a que no tendrá que ver nada con una comedia y será mucho más dura que Tapas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento