Carlos Dívar
El expresidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar. EFE

El Consejo General del Poder Judicial decidirá este lunes si da el visto bueno o no a la indemnización de más de 208.000 euros que su anterior presidente, Carlos Dívar, ha solicitado tras presentar su dimisión. El pleno, que se prevé complicado, tiene previsto también aprobar de cara a 2013 un recorte presupuestario para el órgano de Gobierno que oscilará entre un 7% y un 15%.
 
La Comisión de Estudios e Informes decidió la semana pasada, por tres votos a dos, que Dívar cumplía con todos los requisitos legales para cobrar la indemnización prevista por ley para los exaltos cargos cuando han ejercido su función durante más de dos años.

Como presidente del Supremo y del CGPJ, Dívar recibía una cantidad de 130.152 euros brutos al año, por lo que si aprobara el pleno su petición tendrá derecho a percibir en concepto de indemnización el 80 por ciento de sus retribuciones durante un periodo no superior a dos años -208.243 euros-.

Como supondría un gasto extra, la Comisión de Presupuestos ya ha pedido a Hacienda una ampliación de crédito de 43 mil euros correspondiente al presupuesto de 2012, según fuentes del Consejo. Otra parte de la cantidad se cargará a las cuentas de 2013.

El nuevo presidente del CGPJ Gonzalo Moliner ha asegurado que el Consejo "incumpliría la ley" si no aprobara la indemnización que le corresponde a Dívar como ex alto cargo, ya que cumple todos los requisitos exigidos.

Sin embargo, todas las asociaciones judiciales han reprobado el hecho de que Dívar pueda cobrar esa indemnización por haber desempeñado un cargo público después de haber renunciado a ejercer esa función de relevancia y coinciden en que si existe ese derecho, el expresidente del Consejo también podría renunciar a él.