Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho este jueves que el IVA que se seguirá aplicando a los libros de texto, como al resto de los libros, es el superreducido, es decir, el del 4 %, aunque los cuadernos, ciertos lápices y material de manualidades, pasarán de tener un IVA superreducido a tributar bajo el 21% general.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y a preguntas de los periodistas, ha subrayado que tanto libros de texto como álbumes, libros de dibujo, mapas o planos siguen en el 4% a pesar de la subida que entra en vigor el 1 de septiembre.

Es material "difícilmente clasificable como escolar", ha dicho el ministro Sí sube "siguiendo puntualmente las directrices de la Comisión Europea (CE)", ha destacado, el material "difícilmente clasificable como escolar" como serían los cuadernos, cuya presente calificación como superreducido ha provocado un apercibimiento de Bruselas.

Posteriormente, el Ministerio de Hacienda ha emitido un comunicado para aclarar que "el Gobierno, ajustándose a la legislación de la UE, ha reclasificado el tipo de gravamen de algunos bienes de uso escolar como ciertos cuadernos, lápices o material de manualidades, que pasa del superreducido al general".  

A partir de septiembre el tipo general pasará del 18 al 21% y el reducido del 8 al 10%, en tanto que el superreducido, que grava con un 4% productos como los alimentos básicos, no se tocará para no causar un especial perjuicio en el ámbito socia, según el Gobierno.