Rodríguez Ibarra
Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Foto: Ministerio de Defensa) Ministerio de Defensa
El presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, anunció el martes que no se presentará a la reelección en las próximas elecciones autonómicas, lo que supone su retirada de la política tras más de 24 años al frente de la Junta, un puesto para el que su consejero de Sanidad, Guillermo Fernández Vara, se perfila como principal candidato.  

Rodríguez Ibarra, que comunicó su decisión en una rueda de prensa convocada en la sede regional del PSOE en Mérida, accedió a la Presidencia de la Junta de Extremadura en 1982 y fue reelegido en 1983, 1987, 1991, 1995 y 1999.

A veces hay que saber irse a casa con dignidad

"Todo tiene un límite y esta etapa ha llegado a su fin. A veces hay que saber irse a casa con dignidad, y eso es lo que yo pretendo hacer", declaró.

Ibarra, que señaló que ya comunicó ayer esta decisión a su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, en una comida en el Palacio de la Moncloa, justificó su marcha en que aunque goza de buena salud tras el infarto de miocardio sufrió el pasado 7 de noviembre, "sé cuáles son las circunstancias que pueden quebrarla".  

Tras el infarto, el propio Rodríguez Ibarra manifestó a finales de 2005 que estaba barajando la posibilidad de retirarse de la política por motivos de salud.

Reacciones

La renuncia de Ibarra, cuestión sobre la que se especulaba cada vez que se acercaba una cita electoral, ha sido acogida con cierta sorpresa, tanto en el ámbito regional como en el nacional, aunque casi todos han coincidido en mostrar su respeto por una decisión que entienden es personal.

Ibarra es un gran socialista, un gran español y un gran patriota

En el ámbito nacional, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, destacó la "talla política", la "lealtad" y el "compromiso" de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, un político que "ha aportado mucho al PSOE y a España y que seguirá aportando mucho al PSOE y a España".  

"El compañero y amigo Ibarra no se marcha del partido, tiene mucho que aportar al partido y lo va a seguir aportando", reiteró, añadiendo, respecto al sucesor, que confía en "no defraudar" a los extremeños para tratar de revalidar "el proyecto de progreso y avance" en la comunidad.

José Bono, el ex-presidente de Castilla-La Mancha y que junto a Ibarra ha sido considerado uno de los "barones" del PSOE, señaló, respecto a la decisión de Ibarra que es "un gran socialista, un gran español y un gran patriota" y expresó su respeto por la decisión de retirarse.

Desde las filas del PP, la valoración por el anuncio de Ibarra la ha hecho el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, que lamentó que todos los dirigentes del PSOE que tienen "una idea del socialismo nacional" se estén marchando, y los que deciden quedarse "les ponen la mordaza y aguantan cobardemente en la Cámara, desahogándose en el bar o en los pasillos". 

No se presenta a las elecciones porque considera que hay un riesgo real de perderlas

El portavoz del PP recordó que en los últimos años ha mantenido con Rodríguez Ibarra "polémicas de calado", "peleas agrias" y "rifirrafes no menores", pero reconoció la "inteligencia" del presidente extremeño que ha decidido no presentarse a las elecciones porque considera que hay "un riesgo real de perder las elecciones".

En Extremadura, el candidato del PP y rival de Ibarra en las últimas elecciones autonómicas, Carlos Floriano, señaló que aunque esperaba la retirada "no me la creía", ya que han sido muchas las veces que ha anunciado que se marchaba y después se ha vuelto a presentar.

En cuanto al sucesor, dijo estar seguro de que "será el que convenga a Madrid, al Gobierno de Zapatero, y no el que convenga a Extremadura".