Más de 60 jóvenes turolenses participarán en la XXIII edición del Campamento de Músicos Juveniles, que tendrá lugar en la Colonia Polster de Alcalá de la Selva del 4 al 12 de agosto. La Diputación Provincial de Teruel (DPT) ha vuelto a apostar por esta iniciativa que potencia la formación musical y que ha conseguido mejorar la calidad musical de las 14 agrupaciones a las que pertenecen los alumnos.

El campamento tiene como objetivo que los asistentes perfeccionen su práctica instrumental, a través de varios bloques de trabajo. Así, "por la mañana se trabaja la técnica y el calentamiento, después música de cámara con instrumentos de la misma familia y, finalmente, formación para banda" porque "entre todos los alumnos y profesores se forma una gran banda que, ofrece un concierto en Alcalá de la Selva", ha explicado el coordinador del campamento, Antonio Civera.

En este sentido, ha asegurado que "se están viendo los frutos" de este campamento ya que "ha contribuido a que el nivel musical en la provincia sea más alto porque muchos de los que empezamos como alumnos ahora somos profesores y directores, así que cada vez que vamos a un encuentro de bandas de música podemos ver que la calidad ha mejorado bastante". También ha recordado que "muchos de los que han participado en el campamento son músicos profesionales".

Además, Civera ha subrayado que "es un campamento y no un curso de música", por eso las clases y ensayos se compaginan con otro tipo de actividades, talleres, excursiones y juegos o veladas nocturnas que imparten monitores de tiempo libre y que son "fundamentales para la buena convivencia".

Este año, participarán un total de 66 jóvenes de entre 12 y 17 años que pertenecen a 14 agrupaciones musicales de la provincia. La mayoría de ellos repite experiencia, e incluso "en la valoración final muchos nos piden que ampliemos la edad máxima para poder seguir viniendo", ha dicho Civera.

Por su parte, la diputada del Servicio de Ayudas Culturales, Emma Buj, ha manifestado que a pesar de la coyuntura económica la DPT "hace un esfuerzo por potenciar las bandas de música de la provincia" e iniciativas como ésta. La música "tiene un doble valor, como actividad formativa en sí misma y de cara al individuo, porque supone una constancia, un esfuerzo y una apertura de la mente que es muy importante".

En este caso, el campamento contará con un coordinador y diez profesores de las diferentes bandas de música de la provincia, así como seis monitores de tiempo libre. La financiación corre a cargo de la DPT que aporta 12.000 euros, los alumnos pagan una cuota de 130 euros que incluye estancia y desplazamientos.

Consulta aquí más noticias de Teruel.