El incendio de Riotinto, el más grave de España en una década, arrasó casi 30.000 hectáreas

  • Anterior a ese, que costó la vida a dos personas, habría que remontarse a 1994 para encontrar otros focos de la misma virulencia.
  • En 2005 fueron arrasadas en España 179.800 hectáreas de bosque, debido especialmente al incendio de Guadalajara donde murieron 11 trabajadores.
  • También 2009 fue especialmente trágico: cinco bomberos fallecieron en un incendio cuyo origen fue una negligencia.
  • El fuego lleva días arrasando sin control decenas de miles de hectáreas en Valencia.
Imagen de un incendio forestal.
Imagen de un incendio forestal.
Sergio G. Cañizares / EFE

El incendio forestal más grave ocurrido en España en cuanto a número de hectáreas quemadas los últimos años se produjo en 2004 en las Minas de Riotinto, en la provincia de Huelva, donde ardieron —entre el 27 de julio y el 4 de agosto—, 29.867 hectáreas de superficie forestal y costó la vida a dos personas.

Hay que remontarse a 1994 para encontrar otros focos de la misma virulencia. En julio de 1994 se produjeron ocho grandes incendios forestales: en Villarluego (entre Teruel y Castellón) ardieron más de 28.000 hectáreas; en Moratalla (Murcia-Albacete), 25.579 hectáreas; en Millares (Valencia), 25.430; en Requena, otras 24.000 y en Espadilla (Castellón) 19.309 hectáreas, y en Fontanars dels Aforins (Valencia) se quemaron otras 18.417 hectáreas.

Ese año, ardieron también en San Martín de Boniches (Cuenca) 17.858 hectáreas y otras 16.442 en Montmajor (Barcelona).

En 1998 fue Aguilar de Segarra (en Barcelona) la zona más arrasada con un total de 12.500 hectáreas quemadas.

En 2003 ardieron un total de 9.750 hectáreas en Extremadura, entre las provincias de Cáceres y Badajoz.

En 2005 fueron arrasadas en España 179.800 hectáreas de bosque, debido especialmente al incendio registrado en la provincia de Guadalajara, uno de los incendios más devastadores y con consecuencias más trágicas para los encargados de las labores de extinción ya que perecieron 11 trabajadores en Ribas de Saelices (Guadalajara) donde ardieron 12.732 hectáreas, en un fuego provocado por una barbacoa y que se prolongó desde el 16 al 21 de julio.

En 2006 la tierra arrasada llegó a un total de 148.000 hectáreas. Galicia supuso el 70% de las zonas devastadas por el fuego con un total de 55 incendios. El más grave se registró en Cañaveral (Cáceres) con casi 2.000 hectáreas.

Disminuyen las hectáreas quemadas

En 2007 se redujo el número de incendios y el total de superficie quemada, que fue la menor desde 1997. Ese año ardieron 82.000 hectáreas.

La cifra de 2008 supuso un significativo recorte respecto al año anterior, con 40.977 hectáreas calcinadas y tan solo tres grandes focos. El más grave fue en Honrubia de la Cuesta (Segovia) donde ardieron más de mil hectáreas. De nuevo la zona noroeste fue la más afectada y concentró el 51,7% del total con 29.000 hectáreas.

El año 2009 fue especialmente trágico, ya que además de las 119.891 hectáreas quemadas, 12.032 de ellas en la provincia de Zaragoza, murieron cinco bomberos en un siniestro cuyo origen fue una negligencia.

En 2010 se redujo considerablemente el total de superficie forestal quemada, un total de 46.697 hectáreas, aunque hubo que lamentar las muertes del piloto y el operador de vuelo de un avión que trabajaba en las tareas de extinción del incendio.

Un total de 84.490,08 hectáreas de superficie forestal quemadas fue el balance en 2011.

En lo que llevamos de año, el más grave hasta la fecha ocurrió entre el 15 y 20 de mayo de 2012 en la provincia de Tarragona, donde el fuego arrasó más de 3.100 hectáreas, en el término municipal de Rasquera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento