Madrid Río a vista de pájaro
Vista áerea de todo el Proyecto Madrid Río tras acabar las obras. EFE

El Athletic Club de Bilbao está pendiente del correo después de su visita a Madrid el pasado 25 de mayo para disputar la final Copa del Rey. La misiva que espera recibir es la del Ayuntamiento de la ciudad, que puede reclamar al club hasta 100.000 euros por la basura que dejaron tras de sí los aficionados de los 'leones' en la 'fan zone' instalada en la zona de Madrid Río.

Esta cantidad es la fianza establecida por el Consistorio en el convenio que firmó con el club para permitir la colocación de la 'Athletic Hiria' (Ciudad del Athletic, en euskera) junto al Puente del Rey.

El Ayuntamiento aseguró que la ciudad amaneció "impecable" pese a los desperdiciosEn este espacio de 18.000 metros cuadrados y 3.500 de carpa, miles de seguidores del Athletic disfrutaron de más de 14 horas de actividades que incluyeron conciertos, catas, monólogos y animación, incluyendo la retransmisión de la final contra el F.C. Barcelona en tres pantallas gigantes.

La fiesta comenzó a las 10.30 horas. Aunque el Athletic perdió el partido, los aficionados no se privaron de pasarlo bien, ya que durante el encuentro se consumieron 25.000 kilos de cubitos de hielo y miles de bocadillos, raciones y litros de bebida.

Aunque el Ayuntamiento de Madrid emitió a primera hora del día siguiente una nota de prensa asegurando que la ciudad había amanecido "limpia" e "impecable", lo cierto es que la zona de Madrid Río seguía por la mañana inundada de papeles, plásticos, botellas y otros desperdicios, como mostró el diario El Mundo.

Los 33 operarios enviados por el Ayuntamiento no consiguieron limpiar el entorno del Manzanares hasta primera hora de la tarde, en lugar de a las 6.00 horas, como aseguraba la nota oficial. La zona de aficionados del F.C. Barcelona, instalada junto al Matadero de Madrid, cerró dos horas antes del partido, por lo que pudo recuperarse mucho antes.

13.350 kilos de residuos

En total, incluyendo las cercanías del Estadio Vicente Calderón, donde se disputó el choque, los servicios de limpieza recogieron 13.350 kilos de residuos de los 157 contenedores de 800 litros (75 de basura, 60 de envases, 10 de papel y 12 de vidrio) instalados.

La Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos faculta al Ayuntamiento de Madrid para exigir a los organizadores de actos en la vía pública el pago del coste de limpieza de las calles y plazas utilizadas para sus actividades.

En su caso, y existiendo una fianza, el Consistorio puede quedarse con parte o la totalidad de la cuantía por los costes derivados de los "trabajos extraordinarios de limpieza" que se realicen después de conciertos, celebraciones o eventos al aire libre o similares.

Consulta aquí más noticias de Madrid.