Sanidad advierte de que es "vital" protegerse del sol y vigilar las manchas cutáneas para prevenir el cáncer de piel

El aumento de la supervivencia "se explica más por el aumento de los diagnósticos precoces que por avances en el propio tratamiento"
Recursos De Buen Tiempo, Sol
Recursos De Buen Tiempo, Sol
EUROPA PRESS

El Departamento vasco de Sanidad ha advertido de que es "vital" protegerse del sol y "vigilar" los lunares y las manchas cutáneas para prevenir el cáncer de piel. En este sentido, ha resaltado que, en los últimos años, la prevención y el diagnóstico precoz han mejorado la supervivencia de los pacientes, pese al aumento de la incidencia de este tipo de cáncer.

Ante el inicio de la temporada estival, la Consejería ha recordado la necesidad de evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día (entre las 12.00 y las 16.00 horas), cuando la luz ultravioleta es "más intensa".

Es preciso utilizar barreras físicas para que el sol no llegue a la piel, como sombrillas, sombreros de ala ancha para proteger también el cuello y las orejas, o camisetas. En general, las telas apretadas y de colores oscuros ofrecen mayor protección.

Aplicar sobre la piel fotoprotectores solares con filtros de protección UVA y UVB adecuados al tipo de piel es otra de las medidas recomendadas.

Sanidad ha destacado que el principal responsable del melanoma cutáneo es la radiación ultravioleta, causado fundamentalmente por exposición inadecuada al sol o a otras fuentes artificiales, como las lámparas bronceadoras de ultravioletas.

"Las radiaciones ultravioletas actúan sobre la piel predisponiendo la aparición de tumores cutáneos y, de hecho, se ha constatado que el melanoma aparece con más frecuencia en zonas del cuerpo expuestas al sol y que existe también un mayor riesgo de contraer cáncer de piel en las personas que se exponen de forma excesiva a la luz de las lámparas de cabinas bronceadoras", ha explicado.

En la actualidad, se diagnostican unos 160.000 casos de cáncer de piel al año en todo el mundo, lo que representa el 1,5 por ciento de los tumores en ambos sexos. Ocho de cada 10 se localizan en países desarrollados y, a diferencia del resto del mundo, en Europa es más frecuente entre las mujeres.

En el caso de Euskadi, que cuenta con su propio Registro de Cáncer, las tasas de incidencia y mortalidad del melanoma cutáneo han seguido, entre 1986 y 2006, un patrón ascendente en ambos sexos. En esas dos décadas, las tasas de incidencia pasaron de 3,1 a 8,9 por cada 100.000 habitantes en el caso de los hombres, y de 4,6 a 10,7 por cada 100.000 habitantes entre las mujeres.

Las tasas de mortalidad aumentaron un 2,8 por ciento anual en el colectivo de hombres, mientras que no registraron cambios sustanciales en el de mujeres.

La supervivencia al melanoma ha aumentado en ambos sexos, aunque en mayor media entre los hombres en términos porcentuales. No obstante, en términos absolutos, la supervivencia es mayor entre las mujeres.

Acudir al dermatólogo

Según ha indicado la Consejería, esta mejora de la supervivencia "se explica más por el aumento de los diagnósticos precoces que por avances en el propio tratamiento", por lo que es "muy importante" la prevención en este tipo de tumores.

En este sentido, ha resaltado que la progresiva toma de conciencia por parte de la población respecto a la relevancia de protegerse frente al sol y de vigilar las manchas en la piel se ha traducido en un aumento de diagnósticos en fases iniciales y una mejora "sustancial" en la supervivencia.

Los tumores pequeños son, según ha apuntado, "fácilmente tratables y curables", mientras que un melanoma en fase avanzada "puede ser mortal". En cualquier caso, el Departamento ha subrayado también la conveniencia de consultar al dermatólogo cuando se observen cambios en un lunar, "sin olvidar en cualquier caso que la mayoría de los lunares suelen ser benignos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento