Ibex-35
Gráfica de evolución de Ibex-35 (izquierda) y de la prima de riesgo española (derecha) durante el jueves. Ángel Díaz / EFE

La prima de riesgo española -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán a diez años y su equivalente nacional- ha vuelto a alcanzar este viernes una cifra récord cuando, pasadas las 10.30 horas, se ha colocado en los 548 puntos. Tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, se relajaba ligeramente y bajaba a los 530 puntos, cifra que ha mantenido y superado en algún punto en el cierre de mercados. Finalmente, al cierre, ha acabado en 536 puntos, mismo dato que el jueves.

La Bolsa, por su parte, ha bajado el 0,41% y ha registrado otro mínimo anual al cierre (6.065 puntos), perjudicada por el aumento del paro en los Estados Unidos y la desaceleración de la actividad industrial en las mayores economías del mundo.

El principal índice del mercado español, el IBEX 35, ha caído 24,80 puntos, hasta 6.065 puntos, precio de abril de 2003. Esta semana, la peor desde el comienzo de agosto de 2011, baja el 7,31%, en tanto que este año acumula unas pérdidas del 29,2%.

La prima comenzó la sesión con un leve descenso hasta los 535 puntos básicos, uno menos que el cierre del jueves, y cinco menos que el máximo desde la entrada del euro, alcanzado el miércoles. Pero enseguida se disparó. La prima se mantiene así por quinto día consecutivo por encima de 500 puntos básicos, un nivel al que resulta "muy difícil financiarse", como reconocía hace unos días el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Mensaje de confianza

La rentabilidad del bono español se relajó el jueves hasta el 6,56%, desde el 6,66% del miércoles, mientras la deuda alemana a diez años volvía a servir de refugio para los inversores, que hundían su rentabilidad hasta un nuevo mínimo histórico, el 1,2%.

Las incertidumbres en torno al sector financiero español continúan después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, descartara que la entidad vaya a intervenir en la recapitalización de Bankia. Draghi ha criticado la gestión de España en el caso de Bankia ya que, en su opinión, las sucesivas evaluaciones de las necesidades de capital de la entidad constituyen "la peor manera posible de hacer las cosas".

A esto hay que añadir que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, salió el jueves a desmentir que España haya pedido ayuda al organismo y que éste no tiene previsto ningún plan de rescate para el país.

El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ha anunciado en su comparecencia que las comunidades autónomas registraron en el primer trimestre de 2012 equilibrio presupuestario, es decir déficit cero. Asimismo, lanzó "un mensaje de confianza y seguridad" ante el momento de crisis que se está viviendo en España y subrayó que la solución "se llama euro y Unión Europea".

En el mercado se despertó un cierto temor a una fuga de capitales, después de que el Banco de España cifrara en 97.000 millones de euros las salidas netas acumuladas desde principios de año. A las 10.31 horas, la prima de riesgo italiana repuntaba hasta los 476 puntos básicos, mientras que la irlandesa subía a 623 puntos y la portuguesa, a 1.095. El riesgo país griego, por su parte, bajaba a esta hora hasta los 2.946 puntos básicos.

Hay que recordar que Irlanda fue intervenida con una prima de riesgo de 544 puntos; Portugal, con 627. Grecia, el primer país en ser rescatado, lo fue con 450 puntos básicos. Antes de pedir un rescate, Grecia aguantó 16 días con la prima de riesgo por encima de los 500 puntos; Irlanda, por su parte, estuvo 24 días por encima de este umbral; y Portugal estuvo poco más de un mes en esa situación.