La asociación SOS Bebés Robados Euskadi, ante las declaraciones realizadas por el forense Paco Etxeberria y el ginecólogo José Gurrea, ha solicitado al Gobierno vasco que no permita que las comisiones de investigación puestas en marcha sean "contraproducentes creando más confusión y desconcierto entre la ciudadanía".

Representantes de esta asociación han ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián, para contestar a las afirmaciones vertidas por Etxebarria y Gurrea en diferentes ámbitos y han considerado que las mismas "ponen en serio riesgo todos los derechos y garantías que las instituciones deben asegurar a los ciudadanos".

"En estas declaraciones se ha puesto de manifiesto la comisión de graves vulneraciones de derechos constitucionales, confesando la negación a la que sometieron a recién nacidos de su filiación real y natural, desde los mismos centros sanitarios en los que se atendió en el parto a sus madres, haciendo uso y abuso de una situación de poder y de confianza puesta en los que debían dar fe de los actos de vida", han señalado.

Las familias integrantes de la asociación han manifestado que se encuentran "escandalizadas tanto por la gravedad de las afirmaciones vertidas, como por las consecuencias que se derivan de las mismas" y han insistido en que se ha reconocido la comisión de varios delitos como "la falsificación de documento público, colaboración necesaria para la suposición del parto y alteración de la paternidad, así como de la adopción irregular, entre otras".

SOS Bebés Robados Euskadi ha recordado que ha interpuesto una denuncia ante el fiscal jefe del País Vasco, Juan Calparsoro, "esperando que actúe en consecuencia y de forma proporcional a la gravedad de tales afirmaciones". Además, han lamentado "profundamente" que los legisladores "que tenían conocimiento sobre el tráfico de niños", no se pusieran "manos a la obra para atajar este problema".

"hijos deseados"

La asociación ha insistido en que "todos los hijos que ahora buscamos fueron deseados desde el primer momento de la concepción y para nosotros su llegada suponía un gran momento de júbilo, el cual se torció sobre manera, sin lugar ni tiempo para las explicaciones, cuando algunos facultativos impusieron protocolos marciales sobre todas las familias que integramos esta asociación".

Finalmente, ante las afirmaciones realizadas en la comisión de estudio constituida en el Parlamento vasco por el doctor Carlos Cubero, director del Instituto Vasco de Medicina Legal, y, del doctor Luís Miguel Querejerta, Jefe del Servicio de patología del Instituto Vasco de Medicina Legal, ha reclamado al Gobierno vasco que "haga valer las iniciativas que ha puesto en marcha".

Por ello, ha pedido al Ejecutivo de Patxi López que no deje que las comisiones "se utilicen por personas interesadas en tapar lo que verdaderamente sucedió, para preservar no sabemos qué intereses". "En ningún caso, ninguna de las comisiones deben ser el vehículo por el que se den por veraces las mentiras, por aceptables las irregularidades y se minimicen los delitos que de las intervenciones de los ponentes se revelen", han remarcado.

A su juicio, si ése va a ser el funcionamiento normal de las comisiones, éstas "van a ser contraproducentes y van a tener un efecto adverso al deseado, creando más confusión y desconcierto entre la ciudadanía". "Esperamos que las personas que ejerzan la mentira y jueguen al despiste con la ciudadanía, sean llamadas al orden y desaprobada esa actitud", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.