Novagalicia Banco trabaja en una propuesta para cumplir los requisitos de saneamiento y mantenerse en solitario que incluye la entrada de inversores privados y una inyección de fondos públicos. La concreción de esa ayuda y la aportación de los fondos de inversión se detallarán, si prospera esta vía, en el proyecto que la entidad debe presentar ante el Banco de España antes del 11 de junio.

La entidad considera que el segundo decreto de saneamiento del sistema financiero abre nuevas vías para su futuro y plantea ahora una sustitución del esquema de protección de activos (EPA) que pedían los inversores privados por una inyección de fondos públicos. Fuentes del banco han indicado a Europa Press que los fondos de inversión con los que ya había negociado siguen interesados en el proyecto con estos cambios.

El efecto de protección ante pérdidas es "similar" con un EPA y con una mayor presencia de capital público, sostiene la entidad, que apunta que este plan debe ser concretado y el Estado debe, por su parte, detallar los requisitos y cómo se acometerán las ayudas públicas a las entidades que las necesiten a raíz de este segundo decreto.

La ayuda que necesitaría la entidad gallega, fruto de la fusión de las antiguas cajas, se calculará en función de la pérdida esperada, aunque el banco no ha apuntado cifras, a la espera de conocer si el Gobierno es favorable a esta alternativa.

Fuentes financieras interpretan que, en un contexto de incertidumbre, un EPA no aclara a cuánto ascenderá la pérdida, mientras que la fórmula de una nueva inyección de capital deja cerrada la cifra de la ayuda pública y supone un préstamo que el Estado espera recuperar con su futura salida del accionariado.

La entidad ha manifestado que desea resolver su situación "cuanto antes" y que ahora trabaja en la concreción de esta alternativa que, defiende, no deja de ser el plan que defendió ya en marzo su presidente, José María Castellano: una aportación pública y la entrada de inversores privados. En cualquier caso, el proyecto debe recibir primero el visto bueno del consejo de administración del banco, que no está previsto para los próximos días. El plazo para entregar la propuesta vence el 11 de junio.

Banco público

Fuentes próximas a la entidad señalan, respecto a la posibilidad de agrupar a las entidades nacionalizadas en un banco público, que la intención es mantenerse en solitario y que tal posibilidad de unión no ha sido planteada a la entidad por el Gobierno y no es del interés de la entidad.

Por su parte, el director general de Novagalicia, Díaz Arnau, preguntado por esta vía en un acto con el conselleiro Javier Guerra, ha afirmado que el banco, "de momento, mantiene sus planes como proyecto independiente". "Tendremos que presentarlo, como está establecido, antes del día 11 de junio", ha dicho y ha insistido en que "se diferenciará bien poco" de los planes enviados en marzo, puesto que el nuevo decreto "no ha introducido a ese nivel diferencias sustanciales del anterior".

"Será un proyecto independiente, un proyecto autónomo, gallego, al servicio de la comunidad de las empresas y de todos los gallegos", ha sostenido y ha dicho desconocer "la propuesta formal" para el banco público. "De momento, diría que es una conjetura que ha aparecido en medios de comunicación; no hemos recibido una propuesta formal en este sentido ni ningún planteamiento y esa probabilidad no está en el real decreto, no está en nuestros planes, por lo tanto", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.