Pastora Soler
Pastora Soler de España interpreta la canción 'Quedate Conmigo' en la gala final del Eurovisión 2012. Efe

Prácticamente todos los medios españoles coincidieron en alabar la actuación de Pastora Soler en Eurovisión.  Algunos, incluso, señalaron que la sevillana había devuelto "la ilusión" a los ciudadanos por un festival que en años anteriores había ido perdiendo interés y audiencia.

A la cantante española se la ve emocionada, debe de tener cuenta en Bankia Sin embargo, no todos fueron tan benévolos con la artista. La prensa británica arremetió contra la cantante, pese a que el jurado de su país le había concedido una puntuación de ocho puntos, una calificación alta.

El rotativo The Guardian y la propia BBC fueron los más duros con la de Coria del Río. "A la cantante española se la ve muy emocionada; debe de ser porque tiene una cuenta en Bankia", se burló el comentarista de la televisión pública británica Graham Norton, mofándose a su vez de la intervención del Gobierno español en el banco, tal y como recoge el portal Vertele.

Los periodistas de The Guardian fueron incluso más allá en su retransmisión al minuto del festival europeo y lanzaron que "debido a la crisis económica, la cantante viste el tercer mejor mantel de su madre".

"El título de su canción es Quédate conmigo. A juzgar por la cara de la vocalista,  necesita que estemos con ella porque está muy estreñida y tiene problemas para subir las escaleras", continuaron, antes de subrayar la cantidad de canciones que habían acudido al festival que giraban en torno a la misma idea.

Asimismo, sostenían que Pastora Soler estaba básicamente "chillando tan alto como podía". "¿Sabes lo que sería divertido? Ponerla junto a la representante de Albania y dejar que se canten una a la otra hasta que la cabeza de alguna de las dos estalle", bromearon.

La artista sevillana se enfundó para su actuación un vestido largo, de inspiración helénica y de un azul muy claro que fue confeccionado por su diseñador de cabecera, Cañavate, y apareció con un pelo liso recogido.

Algunas agencias han interpretado la reacción de la prensa inglesa como una consecuencia del último altercado entre Reino Unido y España por Gibraltar. Otros señalan que, al menos The Guardian, utilizó un tono irreverente para referirse a la mayoría de los candidatos. Así, sus cronistas destacaron las innumerables similitudes que había entre algunos de los temas del certamen y otros de artistas consolidados. Y no ahorraron críticas contra el sombrero de la representante danesa, o la canción de Rumanía. Mucha guasa.