¿Qué hacer con las medusas?

La batalla contra las medusas ha comenzado. Los ingenios se han agudizado para concebir las propuestas más descabelladas para lograr acabar ellas... ¿Te comerías una medusa?
Medusa del Acuario de Monterey
Medusa del Acuario de Monterey
Archivo

En plena batalla contra las medusas, que este verano han infestado las playas del Mediterráneo , dos restaurantes madrileños ofrecen en su carta como aperitivo una exquisita ensalada de pepino con ... ¡medusa!

Se trata de sendos restaurantes coreanos que, entre sus platos, ofrecen el típico guiso coreano de medusa y verduras.

El mercado mundial está más que saturado y los precios no son rentables
Pero no sólo los coreanos tienen esta
especie marina de textura gelatinosa e insípido sabor como una delicia, pues en algunas regiones de China incluso se producen en estanques para ser degustadas en elaboraciones de la cocina imperial.

En Japón, donde se valora especialmente su textura, las medusas se degustan con salsa de
'umeboshi' (ciruelas japonesas conservadas en escabeche) o con
'wasabi' (especie autóctona de rábano verde picante).

El mercado mundial está más que saturado y los precios no son rentables. Según apuntan Josep María Gili y Frances Pagés, del Instituto de Ciencias del Mar, las medusas son cnidarios (palabra que procede de "Cnida", que significa ortiga en griego) como las anémonas, gorgonias y corales.

Existen diversas clases de medusas, algunas de las cuales son comestibles, como la medusa champiñón (Rhopilema verrilli) o la medusa de bola de cañón (Stomolophusmelea gris L. Agassiz).

Las del mediterráneo no se comen

Sin embargo, ninguna de estas dos especies se dan en el Mediterráneo, en el que se encuentran, sobre todo, cuatro variedades, de las que la más común es la conocida como huevo frito (Cotylorhiza tuberculata).

El científico Josep María Gili asegura que tradicionalmente en ninguna parte del Mediterráneo se ha utilizado para consumo humano, pero "quizás se podrían comer".

Gili recuerda que en 2003 hubo un intento por parte de los pescadores de Murcia de deshidratar la medusa huevo frito para su exportación, pero no prosperó, ya que "el mercado mundial está más que saturado y los precios no son rentables".

¡A por ellas!

La revista satírica Batracio Amarillo ha tenido otra original idea para combatir a las medusas.

Durante todo el fin de semana, se celebra en Motril un concurso de cazadores de medusas que, aunque prácticamente ya desaparecidas del litoral granadino, pretende servir de llamada de atención a las autoridades ambientales por si vuelven a registrarse nuevas plagas.

Que nadie venga llorando cuando le pique una medusa
El concurso, dirigido a niños de entre 5 y 15 años, busca
restar dramatismo a la situación vivida en los últimos días en el litoral granadino por la plaga de medusas y que se identifique a esta franja de la costa con iniciativas "imaginativas", señaló a Efe Antonio José Martín, editor del "Batracio amarillo".

La revista instaló al mediodía del sábado un puesto en la playa de Poniente dirigido a los participantes en el que han dado en llamar I Premio de España de Cazadores de Medusas, que concluirá a las 12.00 horas de mañana con la presentación de los ejemplares cazados.

Aunque el litoral granadino está ya prácticamente limpio de medusas, se trata de una
iniciativa "simbólica" que pretende servir también de llamada de atención a las autoridades medioambientales.

Las
bases del concurso, premiado con consolas de vídeo, implican que "nadie venga llorando cuando le pique una medusa" y la utilización de "caza mariposas, cubitos de playa, paelleras o fiambreras" para sacar al animal del agua.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento