Annan y Blair apoyan el envío de una "fuerza de estabilización" al sur del Líbano

Las claves:
  • Israel se opone al establecimiento de una nueva fuerza internacional.
  • España pedirá el cese urgente e inmediato de las hostilidades.
Blair y Annan a su llegada a la reunión del G8 celebrada en San Petersburgo. (Sergei Chirikov / Efe)
Blair y Annan a su llegada a la reunión del G8 celebrada en San Petersburgo. (Sergei Chirikov / Efe)
Sergei Chirikov / Efe
El secretario general de la ONU, Kofi Annan, respaldó hoy la idea de enviar una "fuerza de estabilización" al sur del Líbano dentro de un plan de acción internacional una vez que las partes suspendan

"Vamos a avanzar rápidamente" en el Consejo de Seguridad, afirmó Annan en unas declaraciones tras una reunión con el primer ministro británico, Tony Blair, en las que dijo que tratará esta cuestión durante las reuniones que mantendrá hoy con los líderes del G8 y de otros países presentes en San Petersburgo.

Esta violencia no va a parar si no creamos las condiciones para su cese

"Varios países son miembros clave del Consejo de Seguridad, espero que trabajen con nosotros para lograr un conjunto de medidas", añadió.

Las medidas incluirían el requerimiento para la liberación de los soldados israelíes, capturados y la liberación de dirigentes palestinos arrestados, así como el cese de los ataques militares, y "el seguimiento de esta idea de la fuerza de estabilización", explicó Annan.

La cumbre del Grupo de los Ocho emitió ayer una declaración en la que ya avanzaba la posibilidad de una presencia internacional en el sur libanés, y avanzaba el apoyo de los países más industrializados a una iniciativa del Consejo de Seguridad en este sentido.

Por su parte, Blair señaló que "el despliegue de fuerzas internacionales" es "la única forma" en que se pueden prevenir los bombardeos del norte de Israel desde el sur del Líbano.

En su opinión, por muchos llamamientos al cese de hostilidades que haga la comunidad internacional, "esta violencia no va a parar si no creamos las condiciones para su cese".

El primer ministro británico señaló que si la ONU logra poner en marcha su plan de acción, todos los países, incluido Irán, tienen que poner su parte para que funcione.

Israel se opone

Sin embargo, Israel, que exige el desarme de la milicia pro iraní de Hezbolá en el Líbano o su alejamiento de la frontera internacional para cesar la ofensiva que entró hoy en su sexto día, se opone al establecimiento de una nueva fuerza internacional "de estabilización" en el sur de ese país.

Fuentes próximas al primer ministro, Ehud Olmert,  dijeron a la radio pública israelí que, en lugar de establecer una nueva fuerza junto a las de la ONU (FINUL), establecidas en 1978, lo que debe hacer el Gobierno de Beirut es desarmar al Partido de Dios (Hezbolá) y enviar a su Ejército para mantener la calma en la frontera internacional.

Olmert y su ministra de Exteriores, Tzipi Livni, se reunirán mañana en Jerusalén con una delegación de la ONU, enviada por Annan.

Petición española

No podemos estar de brazos cruzados

El ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, dijo hoy que España pedirá "de manera urgente e inmediata" el cese de todas las hostilidades en Oriente Medio.

"Lo que está en juego son los intereses vitales europeos", señaló Moratinos, quien afirmó que "no podemos estar de brazos cruzados", a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE que se celebra hoy en Bruselas.

"Voy a hacer unas propuestas políticas y operativas para señalar que la UE no puede simplemente mirar y lamentarse, sino que debe actuar", declaró Moratinos.

Los ministros de Exteriores debatirán hoy la escalada de violencia en Oriente Medio tras la guerra abierta entre Israel y el grupo chií libanés Hezbolá.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento