Zidane y Materazzi
Secuencia del cabezazo de Zizou a Materazzi. (Efe) Efe

Una canción sobre el cabezazo que Zinedine Zidane le dio en el tórax a Marco Materazzi en la final de Alemania 2006 se perfila como el éxito del verano en Francia, según informa hoy el diario "Libération" .

"Zidane il a tapé" ("Zidane ha pegado -o golpeado-") es el estribillo de la canción "Coup de boule" ("Cabezazo") que nació como una terapia para exortizar la amargura por el fracaso de los "bleus" por parte de tres expertos en música para la publicidad, explica el rotativo.

Cada uno por su lado había visto el partido Francia-Italia y cuando se encontraron al día siguiente en el trabajo comprobaron que el cabezazo de Zidane había dado lugar a cientos de composiciones en internet.

Eso, según explica Lascombes al periódico, les hizo preguntarse "¿y por qué no nosotros?". Así que sacaron una música muy pegadiza que tenían archivada y compusieron la canción a partir de un lema lanzado por un famoso animador de radio y televisión francés, que cantaba.

Lascombes y los hermanos Lipszyc cambiaron el "va marquer" por "a tapé" para el estribillo de su canción, en la que se resume la final de la Copa del Mundo de Fútbol.

"Cabezazo a la derecha, cabezazo a la izquierda"

Con lo que queda: "Attention, c'est la danse du coup de boule. Coup de boule a droite, coup de boule a gauche, allez le bleus, Zidane il a frappé, Zidane il a tapé (...) l'arbitre l'a vu a la télé (...) mais la Coupe on l'a raté, on a quand meme bien rigolé". ("Atención, es el baile del cabezazo. Cabezazo a la derecha, cabezazo a la izquierda. Zidane ha golpeado, Zidane ha pegado (...) el arbitro lo ha visto en la tele (...) Pero la Copa se nos ha escapado, por lo menos nos lo hemos pasado en grande").

Una vez terminada la canción la enviaron a cincuenta de sus conocidos por correo electrónico, y uno de ellos se la reenvió a un animador de la emisora Skyrock que esa la pasó por antena e hizo furor.

Inmediatamente, tres grandes casas de discos se interesaron por "Coup de boule" y el próximo sábado se va a grabar el vídeoclip en un estadio parisino.