La Ertzaintza ha paralizado provisionalmente la utilización de pelotas de goma por las comisarías para inspeccionar los cartuchos impulsores, después de que se hayan detectado ocho cartuchos con exceso de pólvora en la comisaría de San Sebastián, según ha informado el Departamento de Interior.

Interior ha indicado que ha tomado esta decisión a la espera de que concluya una inspección interna para testar los contenidos en pólvora de los cartuchos impulsores.

En un comunicado, ha señalado que el pasado sábado, en el marco de la investigación abierta tras los incidentes que tuvieron lugar el día 5 en Bilbao, en los que resultó mortalmente herido el joven Iñigo Cabacas, se localizaron ocho cartuchos que presentaban una carga de pólvora superior a la normal en una primera inspección realizada en la comisaría de San Sebastián.

Interior ha indicado que ese mismo día se examinó la cartuchería almacenada en la comisaría de Bilbao, salvo las partidas utilizadas en la intervención de la noche del 5 de abril, que ya se encontraban bajo la tutela judicial, sin que se detectara ninguna anomalía, razón por la cual esta paralización provisional no afectó a la comisaría de la capital vizcaína.

El Departamento dirigido por Rodolfo Ares ha señalado que la inspección se va a extender a lo largo de esta semana al conjunto de unidades de la Ertzaintza que utilizan este tipo de material. La verificación se centra en el análisis de la cantidad de pólvora de los cartuchos impulsores, cerrados herméticamente desde su origen en fábrica, para certificar que todos ellos tienen la carga adecuada.

Los cartuchos localizados en la comisaría de San Sebastián serán analizados para determinar si su composición química se corresponde con los estándares reglamentarios y los efectos que eventualmente podría producir su exceso de carga de pólvora en una intervención antidisturbios.

Hasta el momento no se han encontrado más cartuchos que presenten esta anomalía, habiéndose inspeccionado ya una parte de las restantes comisarías, así como del material reservado para eventuales intervenciones inmediatas de la Brigada Móvil y la Brigada de Refuerzo. PARALIZACIÓN

Interior ha precisado que la orden de paralización temporal del uso de este material no afectó a la comisaría de Bilbao, donde tuvo lugar el trágico suceso del pasado día 5, dado que, una vez realizada la inspección de los cartuchos almacenados en este centro policial, no se encontró ninguno con exceso de carga de pólvora.

Los cartuchos que se encontraban en las bolsas utilizadas por las unidades que intervinieron en el trágico incidente del día 5 no pudieron ser inspeccionados, dado que ya se encuentran bajo la tutela judicial.

Por tanto, según ha indicado, ésta es una suspensión provisional que será levantada a medida que se realice la inspección en cada una de las comisarías.

El Departamento de Interior ha indicado que mantiene su plan de eliminar progresivamente el uso de las pelotas de goma por parte de las comisarías antes del 1 de enero de 2013, en los mismos términos que anunció el pasado jueves en el Parlamento vasco el consejero Rodolfo Ares.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.