En los últimos días sendas agresiones con arma blanca. La más grave tuvo lugar en un local de San Ignacio hacia las 23.00 h del pasado sábado. Un joven de 29 años resultó herido de gravedad a consecuencia de dos cuchilladas que le afectaron al pulmón y a una arteria.

Al parecer, según la Policía Municipal, la víctima y su agresor se enzarzaron en una pelea tras una discusión por un tema menor que terminó en la agresión. La víctima fue trasladada al hospital de Basurto, donde sigue ingresado.

Tras la investigación del suceso, la Policía Local detuvo el lunes al presunto agresor en San Ignacio. El martes, la violencia afectó al dueño de un establecimiento de la calle Felipe Uhagón, quien terminó con un corte en el ojo tras la agresión de un cliente. Poco después, la Ertzaintza localizó al agresor, quien insistió en «volver al bar para matar al camarero». Tenía un cuchillo de 10 cm.