Un domingo en las carreras del hipódromo por solo nueve euros

  • Familias, jockeys y apostantes son algunos de los atractivos de la nueva temporada del Hipódromo de la Zarzuela de Madrid.
  • Las tribunas está catalogadas como Bien de Interés Cultural.
  • La instalación está abierta a las visitas de grupos escolares.
Carrera de caballos en el Hipódromo de La Zarzuela. Al fondo, las torres de la Castellana.
Carrera de caballos en el Hipódromo de La Zarzuela. Al fondo, las torres de la Castellana.
Jorge París

Una forma de pasar el día, una manera de ganar dinero o una afición deportiva.  Los motivos que tiene un madrileño para acercarse al Hipódromo de la Zarzuela son muchos, aunque las carreras de esta temporada cuentan con un atractivo especial: ver las tribunas del lugar, declarado Bien de Interés Cultural, en todo su esplendor y con su diseño original (que data de 1934) gracias a una reciente reforma.

El aspecto ha cambiado, aunque el ambiente sigue siendo de lo más variopinto y animado, tal y como comprobó 20 minutos. "A otros les da por el fútbol. Yo prefiero los caballos. Son mucho más bonitos. Llevo viniendo desde que era niño y fíjese, ya tengo más de 60 años", comenta un veterano espectador.

La visita es buena para desprenderse de algunos prejuicios. El primero: nada de elitismos. Entre los asistentes hay desde turistas con sombreros de pamela y prismáticos al cuello hasta familias con el niño a cuestas. Y es que los menores de 14 años no tienen que pagar por la entrada al espacio, que cuenta además con un parque infantil con ponis y colchonetas. Para los mayores, el precio es de nueve euros.

El segundo cliché que se desvanece es el de las apuestas. No hace falta jugar. Aunque si alguien se anima, hay que avisar: "Que nadie espere hacerse millonario. La apuesta mínima es de un euro, pero el premio máximo que hemos llegado a  entregar ha sido de 13.500 euros", explica un portavoz del Hipódromo.

Tres tipos de apuesta

Las apuestas, además, se dividen en varios tipos. Las más comunes son a caballo ganador, donde se apuesta por el equino que acabará primero; la gemela, en la que se juega por los dos primeros, sin importar el orden, y el trío (la más difícil de todas) donde hay que acertar el orden exacto del podio. Fue esta última la que permitió que un afortunado ganara 12.000 euros hace unas jornadas. "La suerte del novato, ya se sabe. Pasa muchas veces", comenta un apostador.

La presente temporada constará de 22 jornadas de carreras. Se desarrollarán todos los domingos por la mañana, los viernes de abril y mayo por la tarde y todos los jueves de junio y julio por la noche .

Trucos para apostar

1. Estado de la pista. Si ha llovido, un caballo con los cascos amplios correrá mejor.

2. Salud. Fíjese en detalles como el brillo del pelo, la musculatura, lo estilizado de su figura o sus extremidades, son muy delicadas y fáciles de lesionar.

3. Psicología. Los caballos tienen memoria y son muy sensibles. Si en el pasado corrieron en el mismo hipódromo y ganaron, volverán a hacer una buena carrera. Si en el paddock  se muestran nerviosos, mejor no apostar por él.

4. El 'jockey'. Un dicho: "Un jockey malo puede ganar con un caballo bueno, pero un jockey bueno nunca gana con un caballo malo".

5. La carrera. Existen dos tipos de carreras, las de condición, donde todos los caballos pesan lo mismo (gracias a unos pesos que llevan los jockeys) y las de hándicap, donde un juez dicta lo que ha de pesar cada caballo en función de sus características. Estas últimas son las más imprevisibles e igualadas, y el favorito, menos claro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento