Paulino Rivero
El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. ARCHIVO

El viaje a Marruecos del presidente canario, Paulino Rivero, ha servido para desmontar "la gran mentira" utilizada por el Gobierno español para autorizar las prospecciones petrolíferas de que ya se había encontrado petróleo en esas aguas, afirmó hoy el portavoz del Ejecutivo regional, Martín Marrero.

Así lo ha considerado el portavoz en una rueda de prensa en la que aseguró que el viaje realizado por el presidente canario ha desmontado uno de los principales argumentos "propagandísticos y la gran excusa" del Gobierno central para acelerar la autorización a Repsol para hacer prospecciones en aguas cercanas a las islas.

De esta manera, aludió al portavoz a la información facilitada durante el viaje de Paulino Rivero, según la cual, el Rey de Marruecos, Mohamed VI, aseguró al presidente canario que en las prospecciones realizadas hasta la fecha no se ha encontrado petróleo.

"No hay razón para este maltrato"

Además, el Gobierno canario continúa estudiando las medidas de ajuste necesarias para afrontar "el hachazo" de 800 millones de euros en los presupuestos autonómicos derivados del recorte estatal, aunque confía "hasta el último minuto" en que el Ejecutivo central dé marcha atrás porque "no hay razón para este maltrato" hacia las islas.

Así lo ha considerado el portavoz del Ejecutivo, que manifestó que este asunto es el más urgente que tiene ahora el Gobierno regional sobre la mesa, pero esto no lo puede llevar a la precipitación y adoptar medidas de ajuste que produzcan "efectos perversos".

Canarias recalca que es "muy complicado" recortar 800 millones de un presupuesto de 6.700, de los que 4.500 están destinados a servicios públicos esencialesMartín Marrero subrayó que el Gobierno "no aplaza ninguna decisión, sino que las estudia" porque no es sencillo "sino muy complicado" decidir cómo se van a recortar esos 800 millones en un presupuesto autonómico de 6.700 millones, de los que 4.500 se destinan a los servicios públicos esenciales.

El portavoz afirmó que para ello habrá variables técnicas relacionadas con los impuestos y la reducción de gastos, explicó que se estudian "múltiples posibilidades" pero también insistió en que no es sencillo y en todo caso, no se ha puesto sobre la mesa ninguna medida de reducción del empleo público.

"Estamos ante un escenario abierto", dijo el portavoz canario, puesto que el Gobierno central presenta el proyecto de ley de Presupuestos Generales para 2012 que rectifica dos días después al anunciar recortes en sanidad y educación por 10.000 millones de euros que no ha detallado, con lo que "seguimos en la incertidumbre".

Por ello el Ejecutivo canario permanece "a la espera" de que el central aclare el marco financiero y, según dijo Marrero, esta incertidumbre que genera el Gobierno central está siendo castigada en los mercados internacionales con la peor evaluación de España desde el inicio de la crisis.

Cuando se sepan las cifras "reales", y tras la reunión que previsiblemente mantendrá la próxima semana el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el Gobierno canario adoptará medidas para corregir "cuanto antes" el desfase de 800 millones en su presupuesto pero, reiteró Marrero, ahora lo que ha hecho el Ejecutivo central es "abrir un nuevo interrogante con nuevos recortes".

Apuntó no obstante que Canarias confía "hasta el último minuto" en que el Gobierno central dé marcha atrás "en el hachazo", porque no hay razón alguna para que las islas sufran este "maltrato" y, por el contrario, existen motivos "legales" para que se rectifique este recorte presupuestario.