Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote'
El exjefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', durante el juicio seguido contra él y contra Irantzu Gallastegi Sudupe, 'Amaia', en la Audiencia Nacional, por el asesinato en 1998 en Zarauz (Guipúzcoa) del concejal del PP Jose Ignacio Iruretagoyena. EFE / ARCHIVO

Los exdirigentes de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, e Irantzu Gallastegi se han negado a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz sobre el asesinato de Eugenio Olaciregui, un vendedor de bicicletas asesinado por ETA en 1997, acusado de delatar al etarra Valentín Lasarte.

Estas declaraciones se han producido a instancias de la Fiscalía, que pidió al magistrado la reapertura de este sumario tras comprobar que existen nuevos indicios que permiten volver a abrir la causa y seguir investigando antes de que prescriba el delito.

El 30 de enero de 1997 ETA asesinó a Olaciregui en San Sebastián cuando iba a la tienda en la que trabajaba, en la que la compañera de Lasarte había comprado una bicicleta días antes de que fueran detenidos los dos por la Ertzaintza, por lo que la banda terrorista acusó al vendedor de delatar a los etarras.

Según el fiscal Jesús Alonso, el arma utilizada para asesinar a Olaciregui es la misma que empleó el etarra Fernando Elejalde para matar al funcionario de la prisión donostiarra de Martutene Francisco Javier Gómez Elósegui dos meses después de matar al vendedor de bicicletas.

Otras comparecencias

En su declaración policial, Elejalde reconoció que fueron los miembros del 'comando Donosti' (García Gaztelu, Gallastegi y el fallecido José Luis Geresta) quienes le habían entregado la pistola, por lo que el fiscal ha pedido que se les tome declaración como imputados.

La Audiencia ha reclamado a la Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza si hay más pruebas en relación con el asesinato de Olaciregui Ante el magistrado también han comparecido Lasarte (como imputado) y Elejalde (en calidad de testigo), y el primero, según han explicado fuentes jurídicas, no ha aportado ningún dato ya que cuando se produjo el asesinato de Olaciregui él estaba en prisión, además de corroborar que el 'comando Donosti' lo integraban Txapote, Gallastegi, Geresta y el mismo.

Las mismas fuentes han indicado que Lasarte ha indicado al juez que cuando fue arrestado, los agentes le comentaron que la llamada en la que lo delataron la realizó una mujer y no un hombre.

Por su parte, Elejalde ha manifestado este martes que no se acuerda "de nada", si bien ha subrayado que la declaración policial en la que confesó que el 'comando Donosti' le entregó la pistola con la que mató a Elósegui la hizo bajo torturas.

Entre las diligencias ordenadas, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional también ha reclamado a la Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza que le informe sobre si han recopilado algún tipo de pruebas en relación con el asesinato de Olaciregui.

Una vez se reciba ese informe, el fiscal lo analizará para ver si puede solicitarse algún tipo de prueba más, según las fuentes consultadas.