Manifiesto de lingüistas
Captura de la página web donde un grupo de lingüistas han dejado constancia de su apoyo al académico que redactó el informe entre sexismo y gramática. ARCHIVO

Quinientos lingüistas han suscrito un manifiesto de apoyo al académico Ignacio Bosque en el que advierten de que la gramática no tiene ideología y de que las conclusiones de su polémico informe, titulado Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer, son "inobjetables".

Se trata de un escrito de seis páginas que rebate las "críticas feroces, cuando no juicios morales inaceptables", surgidos en torno al autor de este informe, aprobado por la Real Academia Española y crítico con las directrices contenidas en nueve guías sobre lenguaje no sexista de comunidades autónomas, sindicatos y universidades.

El manifiesto es una iniciativa personal de cuatro lingüistas menores de cuarenta años, que se declaran "comprometidos con la igualdad de género". Se trata de Antonio Fábregas, catedrático de Lengua Española de la Universidad de Tromsø (Noruega); Mª Carmen Horno Chéliz, profesora Titular de Lingüística General de la Universidad de Zaragoza; Silvia Gumiel Molina, profesora de Lengua española de la Universidad de Alcalá y Luisa Martí, profesora de Lingüística e Inglés de la Universidad de Kent (Reino Unido).

El sexismo en el lenguaje existe, pero tiene más que ver con los estereotipos que con el uso del genérico"El sexismo en el lenguaje existe, pero tiene más que ver con los estereotipos que con el uso del genérico, es decir es algo más profundo que decir alumnos/as, trabajadores/as", ha afirmado este lunes Carmen del Horno. En menos de una semana, la voz se ha corrido como la pólvora entre los profesionales y ya son 500 los que se han adherido a este documento titulado Acerca de la discriminación de la mujer y de los lingüistas y que puede consultarse en Internet.

El éxito de la iniciativa puede derivarse de la necesidad de los lingüistas de expresar su punto de vista, según Silvia Gumiel, quien atribuye la avalancha de críticas a que "se intenta hacer política con la lingüística". Entre los firmantes, figuran -en su mayoría- catedráticos y profesores de universidades de toda España, desde la UNED, a la Complutense, pasando por Alcalá, Zaragoza, Sevilla, Murcia, País Vasco y Autónoma de Barcelona.

Pero también hay docentes universitarios en Alemania, Argentina, Italia o Japón, así como profesores de enseñanza secundaria, algún periodista y algún traductor. El manifiesto, que reivindica el perfil científico del lingüista, asevera que "es falso y aun absurdo afirmar que una gramática tenga una ideología", y añade: "Las gramáticas no pueden ser sexistas, de la misma forma que no pueden ser comunistas, anarquistas, liberales o ecologistas".

Encuesta

¿Crees que es sexista el uso del genérico masculino para referirse a ambos sexos?

Sí, el lenguaje debe evolucionar para eliminar referencias sexistas.
8,36 % (385 votos)
No, es ridículo tener que decir o escribir "usuarios y usuarias" o "ciudadanos y ciudadanas".
74,09 % (3412 votos)
Puede que sí, pero hay que ser realista y no exagerar.
17,55 % (808 votos)