Los integrantes de Máis Galiza que son partidarios de escindirse del BNG, entre los que se encuentra una treintena de miembros del actual Consello Político, restan importancia a que alcaldes o concejales adscritos a esta corriente se queden por ahora en la formación nacionalista, puesto que "es comprensible" que prioricen su compromiso con la ciudadanía adquirido en las urnas. Por ello, una de las propuestas de este colectivo es dar acogida en el nuevo proyecto político a las personas que se queden en la organización si la decisión de la asamblea es la de abandonar el Bloque.

"La primera responsabilidad es con la ciudadanía, desde Máis Galiza (si se escinde) se dará el amparo legal y normativo para darle "facilidades de participación", ha manifestado Xoán Bascuas, uno de los políticos que ha liderado este grupo de favorables a la escisión, junto con Xulia Guntín, que entró en la asamblea del pasado mes de enero del BNG en la Executiva nacionalista y que contará con un papel relevante en el nuevo proyecto político de decir salir fuera.

"No es casual", ha reconocido Bascuas en rueda de prensa a la pregunta de si la intervención de la profesora universitaria tenía relación con su papel en el futuro. Previamente, a ello, Xulia Guntín, que incidió en la relevancia de la decisión del próximo domingo, contestó que estará "donde mejor pueda aportar".

Tanto Bascuas como Guntín incidieron en que la decisión del próximo domingo será la "colectiva", al margen de la decisión voluntaria de cada uno de los militantes. En cuando a los cargos de alcalde o concejal, Bascuas ha incidido en que cada uno "tiene una situación particular" y ha remarcado que eso "no es trascendente" en este momento. "Tienen ritmos distintos", ha aseverado.

Xulia Guntín ha subrayado la necesidad de "reinventar estructuras" de los proyectos políticos, de ahí que el que este colectivo quiere fundar deberá ser "flexible" para que "la unidad se mantenga en los próximos meses".

De hecho, en su propuesta de resolución, definen como una de las estrategias a llevar a cabo poner en marcha un proceso de relaciones con el BNG para atender "las problemáticas derivadas de la conformación por parte de los militantes de Máis Galiza que ostentan cargos institucionales de grupos políticos propios", teniendo "especial atención" las alcaldías que ostentan militantes de esta corriente.

Unidad de acción

En su intervención en rueda de prensa, Guntín también se mostró partidaria de la "unidad de acción" del nacionalismo para "desbancar al PP". "Actuamos de forma responsable, no queremos contribuir a que el PP vuelva a revalidar una mayoría", ha dicho la política nacionalista, quien para la unidad del nacionalismo "también tendrán que estar los demás".

De hecho, en su propuesta de resolución, este colectivo propone que Máis Galiza abandone la organización frentista "sin desechar la posibilidad de establecer futuras alianzas que puedan considerarse útiles para alcanzar los objetivos comunes".

Asimismo, ante un "posible adelanto electoral", este grupo de militantes apuesta por nombrar una comisión para realizar "los contactos pertinentes con otras organizaciones políticas con el objetivo de evaluar la pertinencia de confluir electoralmente" con ellas.

En el documento que suscribe este grupo también se recoge que la estrategia a corto plazo pasaría por el "diseño, aprobación y puesta en marcha de un plan de refuerzo de la estructura organizativa y territorial de Máis Galiza", junto con una campaña de comunicación para dar a conocer "este nuevo proyecto político".

Previsión financiera

En lo referente al diseño de un plan de refuerzo de la estructura organizativa, propone realizar una previsión "financiera realista y apropiada" a las necesidades inmediatas del nuevo proyecto, apostando por la eficiencia en el uso de los recursos. De esta forma, apuesta por elaborar un documento financiero que establezca cuotas de afiliación.

Asimismo, de salir aprobada esta propuesta en la asamblea de Máis Galiza, se llevaría a cabo un análisis de la situación de cada una de las localidades y comarcas del país en el que lo que a la presencia de esta corriente se refiere, así como un plan de actuación "para el refuerzo de esta presencia".

También se pondrá en marcha una campaña para dar a conocer el nuevo proyecto, teniendo como primer punto de acción la realización de un argumentario "claro y conciso" que sirva para explicar los "porqués" del nuevo partido.

En este bloque, también señala que Máis Galiza apostará por el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación y por las redes sociales no sólo como herramientas de coordinación política y organizativa, sino también como medio para relacionarse con la ciudadanía y desarrollar la acción política del nuevo partido.

Además, esta propuesta de resolución marca que, en el plazo máximo de dos meses a partir de la fecha de la asamblea, y ante un posible adelanto electoral, se nombrará "una comisión para realizar los contactos pertinentes con otras organizaciones políticas con el objetivo de evaluar la pertinencia de confluir electoralmente", así como designará una comisión de trabajo para "avanzar en contenidos programáticos de cara a las próximas elecciones gallegas".

Galleguista y nacionalista

Al respecto, la estrategia de actuación en el ámbito electoral, se construirá sobre la idea central de que es "deseable confluir con otras fuerzas políticas nacionalistas y galleguistas que compartan los principios de la justicia e igualdad social". De hecho, tal y como ha explicado Xoán Bascuas, el nuevo proyecto político caminaría un espectro ideológico que iría "desde el galleguismo al nacionalismo más participativo" y trabajaría en la defensa del estado de bienestar.

El documento que acompaña a los partidarios de dejar el BNG considera que la "conquista de mayores cuotas de soberanía política constituyen un desafío" y estima que la consolidación de las instituciones autonómicas constituyó un "punto de inflexión en la mejora de los niveles de desarrollo de Galicia", aún con las "evidentes insuficiencias del actual marco estatutario".

También señala que el modelo actual de frente político "no es un instrumento útil para lograr estos objetivos, pues bajo una apariencia de pluralidad y corresponsabilidad, se acaba de comprobar que el ideario político y los referentes externos democráticamente elegidos no necesariamente son imagen de esta necesaria pluralidad". FIRMANTES

Firman este escrito los miembros del Consello Político Nacional: Xoán Bascuas, Xosé Carballido, Gonzalo Constenla, Manuel González, Xulia Guntín, María Méndez, Carlos Varela, Sandra Arauxo, Xosé A. Laxe, Belén Pazos, Andrés G. Mata, Manolo Bello, Xerardo Díaz, Jessica Fernández Polo, Francisco Fernández, Saúl Santim, Quico Paz Antón, Tino Cordal, Marcos Pena, Andrés Núñez, Sara Torreiro, Xosé Chorén, Íñigo Ansotegui, Vitoriano Oxea, Xoán Ramo, Xabier Freire, Alberte Muiño, Xabier Míguez y Lola Caramés.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.