Euros en billetes
Billetes de euros. ARCHIVO

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han detenido a siete miembros de un grupo que presuntamente estafó 300.000 euros a entidades bancarias robando cheques bancarios que luego falsificaban y reintroducían en el círculo bancario.

Según han explicado este viernes ambos cuerpos policiales, a los detenidos se les atribuye una quincena de fraudes mediante el cobro de los cheques falsificados y realizando transferencias fraudulentas con datos bancarios obtenidos mediante phishing por Internet.

El grupo sustraía cheques nominales destinados a personas o empresas, falsificaban el importe y los datos del titular si era necesario, ingresaban el cheque en una cuenta abierta con documentación falsa y antes de que la entidad se diera cuenta de que se trataba de un talón falso, sacaban el dinero por cajero automático.

14.500 euros en billetes de 500

El 2 de marzo los investigadores realizaron las detenciones y dos registros en Barcelona y Rubí, donde se decomisaron 14.500 euros en billetes de 500, documentación falsificada y sustraída, así como prendas de vestir que coinciden con las que llevaban algunos implicados cuando sacaron dinero y fueron grabados por las cámaras de seguridad.

La investigación empezó a finales de 2010 cuando se descubrió la actividad del grupo, liderado por varias personas congolesas, que utilizaba un modus operandi que ya se había detectado en Cataluña anteriormente, en 2006, y que se produce con cierta frecuencia. Dentro del grupo se repartían las tareas: había quienes se dedicaban a robar los cheques, quienes los falsificaban, y los que reclutaban a españoles para poner su rostro en la documentación falsificada y abrir las cuentas bancarias.

Dinero de Francia, Bélgica y Suiza

Las transferencias de dinero que recibían las cuentas procedían de otros puntos de España y también de Bélgica, Francia y Suiza, donde la organización tenía vínculos.

A los detenidos, de entre 28 y 64 años de nacionalidades española, congolesa y camerunesa, se les imputan 15 delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia e grupo criminal, y cinco de ellos han ingresado en prisión. Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes de los Grupos 3 y 6 de la UCRIF de la Jefatura Superior de Policía de Catalunya y por agentes del Área de Investigación Criminal Metropolitana Nord de los Mossos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.