José Coronado: "Compito con monstruos como Luis Tosar o Antonio Banderas"

Nació en Madrid en 1957. Fue candidato al Goya por Goya en Burdeos (1999) y La caja 507 (2002).
Nació en Madrid en 1957. Fue candidato al Goya por Goya en Burdeos (1999) y La caja 507 (2002).
JORGE PARÍS

Rozó dos veces el Goya como actor de reparto, y ahora es el favorito para ganarlo como actor principal por No habrá paz para los malvados.

¿Cómo vive la candidatura?

Con la máxima felicidad.

Pero ya sabía que tenía muchas posibilidades.

Había un runrún, pero tampoco me fijo en esas cosas. Me importan más la aceptación del público y la crítica que los premios, aunque son la guinda que corona una tarta.

Una guinda jugosa, imagino.

Desde luego. Sobre todo porque además hay otras 13 candidaturas para la película. La mía es una de las más difíciles, porque estoy con monstruos como Banderas o Tosar.

Tosar lo da como favorito....

Lo dice porque es muy buen amigo y un tío muy humilde, pero él es favorito, siempre, a cualquier premio. Él y Bardem son mis referentes: disfruto y aprendo viéndolos.

¿Siempre supo que Santos era un personaje especial?

Sí, porque era un bombón, pero lleno de veneno: es complejo lograr que el espectador cree empatía con alguien que empieza la película borracho y matando. Es un personaje que habla más con silencios y miradas que con palabras, pero tuve la suerte de tener detrás a Urbizu: me conoce muy bien y llevábamos cuatro años preparándola.

¿Sentía que era un papel mejor que otros que ha hecho?

Nada más leer el guión vi que era un personaje para brillar, pero luego necesitas que la suerte te acompañe y que el trabajo de todos esté a la altura de ese guión. Creo que Urbizu lo ha conseguido.

¿Qué hará hasta el domingo?

Trabajar. Estoy en Barcelona rodando una película, y eso es lo que más me gusta de mi profesión: levantarme muy prontito, ponerme el casco y currar todo lo que pueda.

Cuando todas las miradas apuntan a Santos (por Max Boraita)

El Goya al mejor actor principal parece tener dueño: José Coronado. Sería justo: Santos es uno de esos villanos que gustan a todos, y el actor lo borda. Además, habría algo de justicia histórica en premiar a uno de los rostros más populares de nuestro cine, cuya trayectoria es un ejemplo de superación: de simple galán ha terminado afrontando papeles complejos. Daniel Bruhl tendrá que esperar, pese a que gran parte de las muchas emociones de Eva pasaran por su personaje. En Mientras duermes, Luis Tosar hace lo acostumbrado: cumplir como el gran actor que es. Y sobre Antonio Banderas y su cirujano de La piel que habito está todo dicho:a medio camino entre lo cómico, lo terrorífico y lo grotesco, el malagueño salva los muebles. No mucho más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento