Jaime Lissavetzky
Imágen de archivo de Jaime Lissavetzky. EFE

La diputada autonómica Maru Menéndez, del núcleo más cercano al secretario general del PSM, Tomás Gómez, repite como vocal en la comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que desde este sábado cuenta con Alfredo Pérez Rubalcaba como nuevo secretario general de los socialistas.

En el caso de Madrid, Rubalcaba ha colocado en la Ejecutiva a dos ex secretarios generales del PSM, Rafael Simancas y Jaime Lissavetzky.

Rubalcaba ha confeccionado una comisión ejecutiva federal muy cohesionada en la que predominan los dirigentes fieles que le han apoyado durante el proceso precongresual, con mínimas concesiones a los sectores que estuvieron con la candidatura de Carme Chacón.

Así, el presidente del partido será José Antonio Griñán, a pesar de que el aparato controlado por él en Andalucía se volcó con la exministra de Defensa. La elección de Griñán para ese puesto, apoyada incluso por Manuel Chaves a quien sustituye, tiene sin embargo por objetivo que la imagen del presidente andaluz no salga dañada del congreso, dos meses antes de celebrarse elecciones en Andalucía.

Alguna concesión y personas de confianza

El líder del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, también ha conseguido colocar a una persona de su confianza, Maru Menéndez, quien repite como vocal. Pero estas son algunas de las pocas concesiones que Rubalcaba ha hecho a la hora de hacer la Ejecutiva, en la que abundan personas de su total confianza y que además han dado la cara por él en los últimos meses.

Así coloca, como vicesecretaria general y 'número dos' a Elena Valenciano, que ya fue su coordinadora de campaña en las últimas elecciones generales. De número tres y secretario de Organización, sitúa a Óscar López, actual secretario general del PSOE en Castilla y León. López, quien creció en el aparato del partido a la sombra de José Blanco, llevaba ya varios meses trabajando para Rubalcaba.

Al igual que todos los anteriores, también pertenecen a su círculo de confianza Jesús Caldera, que se ocupará de Programas, la exministra Trinidad Jiménez (Política Social) o Rafael Simancas (secretaría de Formación).

También entre los vocales, en los que están representados los territorios, hay una masiva presencia de dirigentes próximos o que en este proceso se han manifestado públicamente por él. Además del portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, se encuentra por ejemplo el alcalde de Toledo, Emiliano García Page, un posible aspirante para ocupar la dirección del partido en Castilla-La Mancha en el próximo congreso regional. También será vocal Eduardo Madina, quien se ha mostrado neutral en la pelea congresual.

Consulta aquí más noticias de Madrid.