Tanque en Homs
Las fuerzas de seguridad sirias entran con tanques en la provincia de Homs. AP / GTRES

El número de muertos por el bombardeo del régimen sirio sobre la ciudad siria de Homs se eleva a 337 y deja unos 1.300 heridos, según ha confirmado la cadena panárabe Al Arabiya, citando a su corresponsal en dicha localidad siria.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal organización opositora siria, calificó este ataque (que tuvo lugar en la noche de este viernes al sábado) como "uno de los más brutales crímenes" que comete el régimen de Bachar al Asad desde el inicio de las revueltas el pasado marzo.

El barrio más castigado por la represión del régimen ha sido hasta el momento el de Jaldiya, donde han muerto al menos 150 personas, según la Comisión General de la Revolución Siria.

Refuerzos militares han llegado a este barrio, que ha sufrido una lluvia de obuses lanzados desde tanques y disparos de ametralladoras pesadas, informaron los Comités de Coordinación Local (CCL).

Mientras, el hospital de Al Amal, en esta misma localidad, ha sido asaltado por las fuerzas de seguridad y "shabiha" (matones del régimen), donde hay más de 50 cadáveres y un centenar de heridos.

Los CCL informaron, asimismo, de que miembros de la rama de Inteligencia de las Fuerzas Aéreas sirias han lanzado misiles y disparado con ametralladoras pesadas sobre Qusur, también en Homs.

Relato de un testigo

Un testigo en Homs aseguró a Efe por vía telefónica que vio cadáveres de niños y restos de cuerpos humanos desperdigados, mientras familias enteras murieron bajo los escombros de los edificios destruidos.

Entre sonidos de explosiones y de los altavoces de las mezquitas recitando el Corán, el testigo, que pidió ser identificado como Abul Ward al Masri, acusó a las autoridades de contaminar el agua de las tuberías de la ciudad, lo que causó la muerte de tres personas en Al Jaldiya.

Al Masri también aseguró que las fuerzas leales al régimen impidieron la llegada de las ambulancias para trasladar a los heridos a los hospitales de la ciudad.

Peticiones a los ciudadanos

Las organizaciones opositoras han pedido a todos los ciudadanos que salgan a las calles del país en señal de repulsa por los bombardeos sobre Homs y Zabadany (cerca de Damasco) y en solidaridad con las víctimas.

Asimismo, hacen peticiones a los vecinos de Homs, que se ha convertido en un bastión del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), a que donen sangre u ofrezcan cobijo a los vecinos de los barrios de Jaldiya y Bayada.

Según las asociaciones de oposición, la respuesta de los sirios a las manifestaciones en protesta por los bombardeos ha sido masiva y hay concentraciones en muchas ciudades del país.