La familia de Rodrigo Maseda, uno de los agentes que perdió la vida junto a otros dos compañeros al intentar auxiliar a un joven eslovaco en la playa del Orzán (A Coruña), ha transmitido este viernes su agradecimiento por el apoyo recibido "en momentos realmente difíciles" y los trabajos realizados para recuperar el cuerpo del policía.

A través de un comunicado, la familia del agente agradece las "muestras de cariño" recibidas por parte de familiares, compañeros y amigos "en estos momentos tan duros" y califica de "reconfortante" ver "cuántas personas" le apreciaban y le querían.

Del mismo modo, dan las gracias a las autoridades y administraciones por todos los medios movilizados en las tareas de búsqueda, así como el esfuerzo de los distintos cuerpos implicados, con efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Bomberos y Salvamento Marítimo.

También reconocen el trabajo hecho por Vigilancia Aduanera y la Axencia Galega de Emerxencias, así como de los voluntarios que participan en el dispositivo, entre los que se encuentran los buzos del Club del mar de San Amaro.

Del mismo modo, los familiares de Maseda transmiten su agradecimiento por el apoyo recibido por parte del personal de la Cruz Roja, del 061 y Protección Civil "en momentos realmente difíciles".

Por último, manifiestan "su más sincero agradecimiento" a todos los coruñeses "por el tiempo que han dedicado a mirar y recorrer la costa" buscando al agente fallecido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.