Ana Mato
La ministra de Sanidad, Ana Mato, durante su comparecencia en comisión en el Congreso de los Diputados. Ángel Díaz / EFE

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado este jueves que la Agencia Española del Medicamento ha pedido un informe sobre los daños que puede causar la ingesta de la píldora del día después sin prescripción médica.

Mato también ha afirmado que la implantación de una tarjeta sanitaria única para todo el territorio nacional se hará "en el plazo más breve posible" y ha confiado en tener "muy avanzado" el proceso "para fin de año".

Mato confía en tener la tarjeta única "muy avanzada para fin de año" En declaraciones a la Cadena Cope, Mato ha explicado que algunas comunidades ya están poniendo en marcha la tarjeta electrónica y ha considerado que lo importante es que sea compatible en todo el país.

Para ello, el Ministerio ha puesto a disposición de las CC AA los medios tecnológicos de los que dispone, ha explicado Mato, quien ha considerado que es más una cuestión de voluntad que económica.

La ministra ha precisado que el dinero que llega a la sanidad "siempre es el mismo", ya que aunque es verdad que algunas comunidades prestan atención sanitaria a pacientes de otras regiones, también ocurre al revés.

Estudio sobre los daños de la píldora

Preguntada sobre si se va a modificar la dispensación de la píldora del día después para que se necesaria la receta, la ministra ha reiterado que la Agencia Española del Medicamento ha pedido un informe científico y médico sobre los daños que puede causar si se toma sin prescripción médica, tanto para la población femenina en general como para las menores.

Mato ha querido dejar esta cuestión al margen de las ideologías, ya que no tiene sentido "cuando se habla de la salud de las personas".

La titular de Sanidad ha confiado en llegar a un acuerdo con las comunidades autónomas sobre el Pacto sociosanitario que este miércoles anunció en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, con el objetivo de que los ciudadanos tengan la garantía de que el sistema sanitario va a seguir funcionando bien y va a ser viable.

Se trata, según ha explicado Mato, de establecer una cartera común de servicios sanitarios y sociales a través de un acuerdo similar al Pacto de Toledo sobre pensiones, que garantice esas prestaciones al margen de quien gobierne.

Extender la libre elección

A través de ese acuerdo con las comunidades, el Ministerio pretende también extender a todo el país la libre elección de centro médico, facultativo, enfermero y pediatra.

"Lo haremos en cuanto sea posible, a través del pacto creo que podremos conseguirlo", ha subrayado Mato.