Rajoy debería recortar casi 40.000 millones para llegar a un déficit del 4,4% en 2012

  • La cifra es muy superior a la anunciada por el presidente del Gobierno en su discurso de investidura: 16.500 millones de euros.
  • El déficit previsto para este 2011 era del 6%. Sin embargo, se quedará en el 8%, lo que obligará a bajar 3,6 puntos en 2012 para llegar a un déficit previsto de 4,4%.
  • España tiene como objetivo llegar a un déficit del 3% del PIB en 2013.
Imagen del Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy.
Imagen del Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy.
Sergio Pérez / REUTERS

El Gobierno de Mariano Rajoy ha terminado el año con un anuncio inesperado: el déficit público ha superado en dos décimas la previsión inicial de las cuentas de Zapatero y se estima ahora que alcanzará en 2011 el 8%. Se trata de un porcentaje que obliga al nuevo Ejecutivo a usar más de lo pensado la 'tijera' de los recortes para 2012. Así, si en un principio se esperaba un ajuste de 16.500 millones de euros, ahora esa cifra puede rondar los 40.000 millones de euros.

Esa cantidad ya era adelantada hace apenas una semana en un informe de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), elaborado por su director de coyuntura, Ángel Laborda, que preveía ese déficit del 8%.

¿Por qué casi 40.000 millones de recorte? El año próximo el objetivo es llevar el déficit al 4,4% del PIB. Si este 2011 hubiera terminado como se preveía con un 6%, en 2012 se tendría que cumplir con una reducción de 1,6 puntos (los 16.500 millones de euros anunciados por Rajoy en su discurso de investidura, pues daba por buenos los números de Zapatero). Sin embargo, al cerrarse este ejercicio en un 8%, dos décimas más de lo pensado, ya supone que en el próximo año hay que bajar 3,6 puntos (cerca de 40.000 millones) para lograr ese déficit público deseado del 4,4%.

No hay que olvidar que las cifras para reducir el déficit son prácticamente inamovibles si se quiere cumplir con el estricto calendario establecido para lograr que el déficit quede al 3% del PIB, tal y como obliga la Unión Europea (UE), a finales de 2013.

Para bajar el déficit, la receta que se aplica es reducir el gasto público y subir los ingresos mediante nuevos impuestos. Es lo que ha hecho este viernes el segundo Consejo de Ministros de Rajoy. Entre las medidas más destacadas sobresalen la subida del IRPF y del IBI de forma temporal o la congelación del sueldo de los funcionarios. La portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que el Ejecutivo se ha visto "obligado" a tomar medidas "no deseadas" para "tapar el agujero". Y es que cada punto porcentual que suba el déficit se valora en unos 10.300 millones de 'tijeretazo'.

El déficit del 6% al 8%

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha avanzado que esas dos décimas de más previstas en el déficit son principalmente por culpa de las comunidades autónomas, que tenían comprometido un déficit público del 1,3% del PIB que no será cumplido.

También se desviará, aunque solo en "algunas décimas", el de la Administración General del Estado -comprometido en el 4,8% del PIB-, así como el de las corporaciones locales, cuyo objetivo era del 0,3% del PIB. La Seguridad Social, que tenía previsto un superávit del 0,4% del PIB, cerrará el año con déficit, lo que deja al sistema público de pensiones en una situación "menos cómoda", según Montoro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento