Rubalcaba, en la sede de UGT
Rubalcaba llega a la sede de UGT para postularse como candidato a la Secretaría General del PSOE. SUSANA VERA / REUTERS

El exministro y presidente del Grupo Parlamentario Socialista Alfredo Pérez Rubalcaba ha lanzado este jueves su candidatura a la Secretaría General del PSOE subrayando que quiere ser "útil" para la sociedad y para el PSOE. "Tengo ideas, tengo fuerzas y tengo ilusión, una ilusión que espero convertir en ilusión de todos los socialistas españoles", ha proclamado ante un millar de personas en la sede de UGT en Madrid. Además, se ha mostrado dispuesto a permitir que los simpatizantes puedan participar en los procesos de primarias ya existentes en el partido.

No nos podemos convertir en un partido de izquierda conservadoraRubalcaba se ha comprometido a afrontar el debate precongresual con "tolerancia y respeto" remarcando que ningún socialista es su "adversario", sino siempre "su compañero". "En el PSOE yo no tengo rivales, tengo compañeros y compañeras que coincidimos en lo fundamental, en lo que queremos para España, podemos diferir en cómo", ha manifestado.

Su proyecto, ha dicho, lo resumen las palabras "cambio" y "unidad", una palabra que, según ha dicho, prefiere a "integración". "Si no conseguimos la unidad no seremos capaces de llevar los cambios profundos que necesita el partido al servicio de nuestro país", ha recalcado Rubalcaba. Y ha puntualizado que el PSOE no se puede convertir en un partido de "izquierda conservadora"

Defensa del ideario de izquierdas

Lo que fracasó no ha sido la socialdemocracia, sino las políticas liberales "El PSOE tiene que cambiar. Pero la única opción de que la izquierda llegue al Gobierno somos nosotros", ha explicado el dirigente socialista, para quien el reto del Partido Socialista es recuperar el voto que se ha ido al Partido Popular y el voto progresista. "Lo que ha fracasado no ha sido la socialdemocracia, sino las políticas liberales. Y tenemos que acabar con los paraísos fiscales que son una inmoralidad intolerable".

"Hemos perdido los votos porque hemos perdido la confianza de la ciudadanía. Pero nos equivocaríamos si hiciéramos la oposición que hizo el Partido Popular", ha considerado Rubalcaba. "Pido respeto y tolerancia con todas las personas. Y no me veréis apropiarme de ninguna bandera. Esas son mis reglas del juego".

Rubalcaba ha decidido finalmente dar ese paso, que todo el mundo daba por hecho en el seno del partido, a algo menos de 40 días para el Congreso Federal de Sevilla que se celebrará del 3 al 5 de febrero y en el que se elegirá al sustituto de José Luis Rodríguez Zapatero.

Apoyo de Jiménez y Lissavetzky

La exministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez ha dado este jueves su apoyo a Rubalcaba para que sea el próximo secretario general del PSOE. "Es evidente que mi presencia aquí supone un respaldo a su candidatura. Es importante empezar a visualizarlo", ha dicho Jiménez a los periodistas antes de empezar el acto.

El candidato debe tener generosidad, capacidad de integración y mucha lealtadHa definido a Rubalcaba como un "buen amigo" y un candidato de "una enorme solvencia y gran experiencia política". "Merece todo mi respeto y afecto", ha añadido Jiménez, que ha recomendado que el proceso para dilucidar al próximo líder del PSOE se acometa con "generosidad, capacidad de integración y mucha lealtad" al partido.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, también ha manifestado su apoyo a Rubalcaba. "No es un secreto", ha dicho Lissavetzky, a quien le une una gran amistad con el exministro del Interior. Para el concejal madrileño, Rubalcaba es la persona idónea para "fijar el rumbo y elegir a la tripulación" adecuada.

Chacón, ¿su rival?

Una vez despejada la duda de Rubalcaba, queda por saber cuándo anunciará su candidatura la exministra Carme Chacón, ya que en el PSOE se asegura que competirá para hacerse con la dirección del partido.

Después de conocer el anuncio de Rubalcaba, Chacón ha afirmado que respetará a todas las personas que estén dispuestas a ser elegidas democráticamente como líderes del PSOE y sobre su candidatura ha señalado: "Al PSOE le sienta muy bien la democracia interna y cualquier candidato que quiera confrontar ideas, proyectos y propuestas y someterse a la elección democrática en un partido político merece todo el respeto".

Carme Chacón también ha mantenido numerosas conversaciones con responsables de las federaciones socialistas, entre ellas la del PSC, cuyos dirigentes tras el reciente Congreso celebrado por esta formación son afines a Chacón. No obstante, el PSC no prevé tampoco apoyarla en bloque una vez que anuncie que quiere ser la secretaria general del PSOE.

De momento, la plataforma 'Mucho PSOE por hacer', de la que forma parte Chacón, se ha felicitado este jueves por el hecho de que Rubalcaba se haya sumado a las voces que proponen abrir las primarias socialistas a los simpatizantes.

Muchos dirigentes del PSOE no descartan que pueda haber un tercer candidato, aunque reconocen que hoy por hoy no parece que alguien pueda dar el paso.