El rey puso en marcha la investigación en Nóos y pidió a Urdangarin que lo dejara

El rey Juan Carlos y la reina Sofía, en una imagen de archivo de 2005 de un encuentro con su yerno Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina.
El rey Juan Carlos y la reina Sofía, en una imagen de archivo de 2005 de un encuentro con su yerno Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina.
Susana Vera / REUTERS

Las últimas informaciones en torno al caso Urdangarin, que revelan que la Casa del Rey obligó al yerno de Don Juan Carlos a salir del Instituto Nóos cuando el asesor legal de Zarzuela descubrió que su actividad era lucrativa, ponen en tela de juicio la gestión por parte del rey de la crisis a la que se enfrenta la Corona y aumenta la presión sobre el monarca, que trata de plantear una estrategia que aparte a la Familia Real del escándalo.

En este caso, ha intentado dejar claro que en cuanto se sospechó de las actividades de la fundación Nóos obligó a Urdangarín a dejarla. Pero ha dejado al descubierto que Don Juan Carlos conocía desde hace cinco años las dudosas actividades de la fundación presidida por Urdangarin.

El rey Juan Carlos fue quien puso en marcha a través de un asesor legal externo la investigación sobre el Instituto Nóos en 2006, presidido en ese momento por Iñaki Urdangarin, "a partir de unos hechos que hacían pensar que a lo mejor (Nóos) no era lo más idóneo para él", asegura una fuente de la Casa Real a 20minutos.es.

"Encargó a un asesor legal externo que estudiara el caso, el asesor lo hizo y vio que Nóos ni respondía a la finalidad inicial ni era lo más adecuado para alguien de la corona", indica la misma fuente en una conversación telefónica.

A raíz de las informaciones difundidas este sábado sobre los consejos de la Casa Real a Urdangarin ante las sospechas en el parlamento balear sobre el Instituto Nóos, fuentes de la misma no desmienten que haya sido el monarca en persona quien transmitiera la información a su yerno.

Así, "cuando el rey tuvo conocimiento de que podía haber algo que no era adecuado" en 2006, "se lo comunicó" a Iñaki Urdangarin.

Una vez Urdangarin abandonó Nóos en junio de 2006, el duque de Palma, junto a sus socios, inscribió en el registro una fundación para promover la cultura y el deporte, pero no llegó a operar como tal: "Se vio que aquello tampoco reunía las características adecuadas", añaden fuentes de la Casa del Rey.

A partir de entonces, Urdangarin lleva desarrollando su actividad profesional en Telefónica, de la que es consejero de Telefónica Internacional en Washington.

Felicitación de Navidad

Respecto a la decisión de mantener en la felicitación navideña a Iñaki Urdangarin, la Casa Real indica que "es un 'christmas' familiar que nosotros difundimos".

También indica que esta felicitación no tiene nada que ver con el anuncio de apartar a Urdangarin de los actos institucionales públicos: "La felicitación es personal y también la de la infanta Cristina".

Añade Zarzuela que "en el próximo acto que habrá en las Cortes no estará el Duque de Palma, al menos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento