El expresidente checo Vaclav Havel falleció este domingo a los 75 años, anunciaron los medios checos en Praga. Havel fue jefe de Estado de la República Checoslovaca y de la República Checa, tras la escisión de Eslovaquia, entre 1989 y 2003, salvo una interrupción de varios meses entre 1992 y 1993.

El exdirigente, luchador por los derechos humanos y opositor al régimen comunista checoslovaco, sufría desde hacía años de una enfermedad pulmonar.

En 1996 Havel, que era un fumador empedernido, fue operado de un tumor maligno en el pulmón. En los últimos meses, su estado de salud había empeorado. Tanto, que desde el pasado marzo había reducido sus actividades en público para recuperarse en su segunda residencia en el campo.

Su delicado estado de salud le impidió este año asistir, como tenía costumbre, al festival cinematográfico de Karlovy Vary, celebrado en julio. Según su secretario, Sabina Tancevova, Havel falleció este domingo por la mañana mientras dormía.

Político y dramaturgo

El opositor al comunismo, que abanderó la 'Revolución de terciopelo' en 1989, nació en Praga en una familia de clase acomodada propietaria de un estudio cinematográfico y otras empresas.

Havel fue además un escritor famoso, cuya única obra de teatro escrita tras la caída del comunismo, Partida, fue estrenada en 2008.