El elevado coste de implantación provoca un año de retraso en la receta electrónica regional

  • El Gobierno regional la anunció para septiembre de 2010.
  • Ahora dice que no la implantó porque subiría mucho el gasto.
  • Su fin es aliviar la saturación permanente de las consultas.
Imagen del interior de una farmacia.
Imagen del interior de una farmacia.
Archivo

Los enfermos crónicos de la Comunidad tendrán que seguir yendo al médico para que les prescriba sus fármacos habituales. Un año después de que la Consejería de Sanidad anunciara a bombo y platillo la entrada en vigor de la receta electrónica en seis ambulatorios de la región –ninguno en la capital y aún como proyecto piloto–, la idea ha quedado en agua de borrajas.

"Finalmente no se llegó a implantar, ya que vimos cómo estaba evolucionando en otras comunidades, donde les subió mucho el gasto", explicaron a 20minutos fuentes de la Comunidad. San Martín de la Vega, Galapagar, Getafe, Móstoles y Valdemoro eran las localidades elegidas para estrenar en 2010 este sistema virtual.

Consultas menos llenas

"Aliviaría las consultas y las listas de espera, ya que muchos ancianos van al médico solo a por las recetas", explican desde la Asociación El Defensor del Paciente, que cree que mejoraría el funcionamiento de los centros y devolvería tiempo a los médicos.

El coste de la receta electrónica es lo que ha parado su aplicación. El Colegio de Farmacéuticos de Madrid siempre ha sido escéptico ante la medida y ya pidió "prudencia". Según explican los titulares de boticas, este sistema exige un desembolso muy elevado, que pagarían ellos, para instalar en sus negocios el soporte informático.

Por otra parte, la propia Comunidad reconoce que allí donde funciona ha disparado el gasto farmacéutico, como en Extremadura, donde en un año pasó del 4% al 9%. La razón, según los médicos, es clara. "Cuando el paciente tiene que ir a por recetas es normal que suspenda el tratamiento en cuanto se encuentra mejor. Pero si la receta está disponible en la farmacia, termina llevándosela", explican.

La Consejería de Sanidad asegura que durante este mes la receta se implantará de forma piloto en seis centros de San Martín de la Vega. En 2012 llegará a otros 5 y a 13 farmacias.

Base de datos en la farmacia

La receta electrónica permitiría que enfermos crónicos como hipertensos o diabéticos salieran de la consulta con la prescripción para varios meses o, incluso, para un año. Luego, bastaría con ir a la farmacia y que el farmacéutico rescatara de una base de datos común dicha receta. Para eso, la nueva tarjeta sanitaria iría provista de un chip. Una vez rescatada la receta de la base, se anularía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento