Valoración de Cayo Lara
El candidato de IU al Congreso, Cayo Lara (i), muestra un cartel con los escaños conseguidos en la comparecencia que ha ofrecido este 20-N tras conocer los resultados de las elecciones generales. Kiko Huesca / EFE

El sistema electoral español otorga representación parlamentaria a las formaciones políticas que consiguen el 3% de los sufragios y da distinto valor a los votos según las circunscripciones provinciales. Un día después de las elecciones generales del 20-N, el sistema sigue siendo duramente criticado por los partidos minoritarios, que exigen una reforma electoral que garantice la la igualdad en la transformación de los votos en escaños, la proporcionalidad.

Rosa Díez y Cayo Lara son los que más se quejan del reparto de escaños de la actual ley electoral

El mapa del Congreso de los Diputados variaría significativamente si se hubiera implementado dicho sistema. ¿Cómo quedaría? Pues si ayer depositaron su voto 24.590.557 personas, según el Ministerio del Interior, y hay 350 escaños  en el Congreso, cada uno valdría 70.259 votos.

Con esta fórmula, el Partido Popular habría obtenido 154 escaños (una treintena menos de los 186 conseguidos). El PSOE bajaría a 99 escaños (de 110). La tercera fuerza política, por sufragios, sería Izquierda Unida con 24 escaños. UPyD sería la cuarta, con 16 escaños. Le seguiría CiU que obtendría 14 escaños (dos menos de los que ha obtenido en realidad).

Amaiur y el PNV tendrían 5 diputados cada uno (no 7 y 5). Esquerra obtendría 4 representantes, uno más que ahora. El BNG gallego sumaría un escaño y tendría 3. También entraría nuevo en el Congreso Equo con 3 representantes. Coalición Canaria se mantendría en 2. Por su parte, Compromis tendría 2 en lugar del conseguido, y entrarían en el Hemiciclo el Pacma, FAC, Escaños en Blanco y Partido Andalucista, con un escaño cada uno.

Las formaciones más afectadas por el actual sistema electoral que promueve las mayorías absolutas y la gobernabilidad limitando el acceso a los minoritarios, han sido en estas elecciones Izquierda Unida, UPy D y las que no han obtenido ninguna representación (Equo, Pacma, FAC, Escaños en Blanco y el Partido Andalucista).

Los más afectados

Las quejas sobre lo que cuestan los escaños no se han hecho esperar. Cayo Lara aprovechaba anoche para quejarse de la ley electoral ya que -ha asegurado- si ésta fuera justa, este domingo le corresponderían 24 diputados.

Por su parte, Rosa Díez, ha resaltado que la "injusta" normativa electoral penaliza a formaciones como UPyD que, en estos comicios, a pesar de haber logrado más de 1.134.000 sufragios y 200.000 votos más que CIU, tendrá 11 escaños menos que los nacionalistas catalanes en la Cámara.