Duran i Lleida
Josep Antoni Duran i Lleida. ARCHIVO

Josep Antoni Duran i Lleida se reivindica como el único político que ha lanzado propuestas contra la crisis durante los últimos años, en los que el Congreso se ha ido crispando mientras el país se hundía económicamente. Dice que el "compromiso" es lo que lo empuja a presentarse de nuevo.

Si nada cambia, Rajoy será presidente. ¿Cree que para combatir la crisis aplicará recortes?
Estoy convencido de que se tomarán medidas muy duras y que el Estado del bienestar, para mantenerlo, se tiene que revisar. Se puede hacer mediante instrumentos como la colaboración público-privada. Hay que hacer una reforma laboral. La sanidad no es sostenible, habrá que hacer una especie de Pacto de Toledo como con las pensiones para ver cómo garantizamos su continuidad.

CiU no se imjplicará en la gobernabilidad con quien no disminuya el déficit fiscal En Cataluña, ¿tan grave es la situación financiera que han tenido que cerrar quirófanos y suprimir camas de los hospitales?
¿Está segura de que se han suprimido camas?

Debemos creernos lo que dice la dirección de los hospitales y los trabajadores.
Habría que revisarlo a fondo. Cataluña tiene que reducir gasto en sanidad porque no nos queda otro remedio. CiU se encontró con una herencia del 4,2% del PIB de déficit, esto hace que cada día la Generalitat pague 4 millones de intereses.

Hay quien tiene la percepción de que están gestionando Cataluña como si fuera una empresa, no como unos servicios hacia las personas que los han elegido.
Hay una gran mayoría de gente responsable que entiende lo que se está haciendo porque no hay otra forma de hacerlo. Vaya a Bruselas y explíqueles que no nos hagan rebajar el déficit público. Tenemos que sacar dinero de todas partes, pero los presupuestos de sanidad, educación y política social son los que menos bajan. Si no gestionamos como una empresa los recursos públicos estrangularemos la posibilidad de que en un futuro pueda haber estos servicios básicos.

¿Consideraría una derrota que el PP obtuviera más votos que CiU en Cataluña?
No me gustaría en absoluto. Si ganamos más diputados de los que tenemos no podemos hablar de derrota, pero no alcanzaríamos nuestro objetivo.

¿Usted se juega el futuro político?
¿El mío? No.

Dicen que está nervioso...
No es cierto. Debe ser el adversario quien tiene interés en decirlo. Me siento muy tranquilo.

Por sus declaraciones sobre las subvenciones en Andalucía o sobre la homosexualidad lo han llamado populista. ¿Es estrategia o un resbalón?
Ni resbalón ni populismo. He hablado de esto también fuera de campaña. No estoy de acuerdo con esta cultura del subsidio, esto no es falta de respeto hacia Andalucía. Soy partidario de una economía productiva. Sobre los homosexuales, se han distorsionado mis palabras. La homosexualidad no es ninguna enfermedad y son personas tan respetables como los heterosexuales.

El PP se ha cruzado de brazos tres años y medio Dicen que siempre ha querido ser ministro. ¿Esta sería la ocasión?
No. Una cosa es que lo digan y otra que sea cierta. No será mi ocasión, porque no tengo intención de ser ministro.

¿Pero si se lo propusieran...?
No, no, no seré ministro.

¿Le gustan las mayorías absolutas?
No. Tampoco las nuestras.

¿Se entiende con Rajoy?

En los pasillos, charlando, sí, pero gobernando ya lo veremos. De momento no me entiendo con él en muchas cosas. No comparto con el PP que se hayan cruzado de brazos durante tres años y medio esperando ver pasar el cadáver de Zapatero y que se desgastara el PSOE para ganar las elecciones sin hacer nada.

Tras las elecciones, ¿alcanzarán un acuerdo respecto al concierto económico en Cataluña?
No nos implicaremos en la gobernabilidad del Estado con alguien que no acepte disminuir el injusto déficit fiscal que sufre Cataluña.