El colectivo minoritario quiere que se reconozca su utilidad

Son pocos, pero imprescindibles.
Los nuevos edificios se consideran poco fucionales.
Los nuevos edificios se consideran poco fucionales.
Foto
En total 688 trabajadores organizan cada día la administración y los servicios de la Universidad de Vigo. Al ser tan sólo el 2,5% del personal universitario (profesores, alumnos y PAS), su principal reivindicación ahora que se acerca un cambio de rector no es otra que la de «ser tenidos más en cuenta».Aseguran que en ocasiones no se les concede demasiada importancia y las inversiones se realizan sobre todo de cara a la mejora de la situación de los profesores y los alumnos. Frente a esta tendencia, que para ellos se ha convertido en una rutina, esperan que el nuevo rector apueste por una mejora en sus condiciones laborales.

Espacios para trabajar

Así, entre una de sus peticiones prioritarias se encuentra la subida de los sueldos para todo el personal de administración y servicios.

Y es que, tal y como han reconocido, su objetivo es trabajar para conseguir un correcto funcionamiento de todos los departamentos de la universidad. Por esta razón, reconocen que las mejoras en infraestructuras que se han llevado a cabo en los últimos años no siempre se corresponden con mejores espacios de trabajo.

Como ejemplo ponen el nuevo edificio del rectorado, donde el diseño innovador a base de líneas modernas de Enric Miralles se considera que «no es funcional y para trabajar no sirve». El edificio acoge las oficinas que antes estaban en la calle Areal y, en la actualidad, está concluido por fuera, pero sin rematar el interior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento